Difícil escollo para el filial rojillo en Cebreros

366
Riki trata de superar a un adversario

Las últimas dos derrotas consecutivas han propiciado que el Mirandés B tenga que buscar un resultado positivo ante la Cebrereña en El Mancho (domingo, 16:30 horas). Blanquiverdes y rojillos necesitan los tres puntos para escapar de la zona baja de la clasificación. La igualdad es la tónica predominante del campeonato desde el séptimo puesto hasta el penúltimo que ocupa el Burgos Promesas 2000. Diez puntos separan ambas posiciones en la tabla.

Los pupilos de Jorge Martín ya vencieron en la primera vuelta a la escuadra abulense en el feudo rojillo, pero se prevé un choque muy disputado en esta segunda vuelta. Se trata de un desplazamiento que siempre entraña dificultad aunque, por los números, esta campaña la Cebrereña no está mostrándose tan fuerte como local.

Cinco derrotas frente a Burgos Promesas 2000, Segoviana, San José, Cristo Atlético y Numancia B son el bagaje de los locales en su estadio por otras cinco victorias. Un rival peligroso que ha sido capaz de derrotar a domicilio a Zamora o Atlético Bembibre que se encuentran en la parte alta del Grupo VIII. El técnico abulense Pepe García contará con la baja por sanción del centrocampista Súper.