Valoraciones tras el Lugo 2-1 Mirandés

503
Álvarez de los Mozos, entrenador del Mirandés

Menos de un minuto duró la rueda de prensa de Álvarez de los Mozos en la sala de prensa del estadio Anxo Carro. El enfado era más que evidente en el rostro del entrenador mirandesista, que no tuvo palabras para explicar la derrota de su equipo frente al Lugo. Incluso llegó a contestar de malos modos a un periodista. Algo que puede ser comprensible por la tensión del momento, aunque no es una reacción lógica: “Eso es una opinión y no una pregunta. Si esa es la pregunta, me voy jodido”.

El técnico burgalés sólo respondió una cuestión más. Cree que su equipo mereció algo más en su desplazamiento a tierras gallegas. Sin embargo, los errores defensivos volvieron a dar al traste con el trabajo realizado: “Creo que hemos hecho méritos para sacar algo más. Hemos tenido ocasiones suficientes como para al menos no haber perdido el partido ante un buen equipo, que ha hecho un buen encuentro. Hay que felicitar al Lugo por su victoria y nosotros debemos seguir trabajando para ganar el próximo partido”.

Luis César Sampedro, entrenador del Lugo

Por su parte, el míster local valoró de forma positiva la victoria ante el Mirandés, que permite a su equipo mirar hacia arriba en la clasificación. Cuestionado sobre las explicaciones de su colega de banquillo, Luis César huyó de polémicas argumentando que cada uno ve el partido a su manera: “Todos tenemos la visión de un suceso y todos las contamos a nuestra manera, teniendo parte de razón. Él tendrá su parte de razón y yo tengo la mía, pero creo que la victoria es justa”.

Es el momento más crítico de la temporada. A partir de ahora, los puntos son más difíciles de conseguir porque todas las escuadras se juegan algo de aquí al final liguero. Para el técnico del cuadro gallego era importante cortar la racha negativa en la que se había metido el equipo: “Cuando te metes en una racha negativa sin ganar en la segunda vuelta, los nervios también juegan. Poco dinámico, espeso con balón y bloqueado por momentos. Lo más importante era vencer para que los jugadores se liberasen de ese miedo. Esperábamos ganar este partido y quieras o no el miedo juega a estas alturas del campeonato. Se trataba de liberar esas inseguridades que nos proporcionan los resultados negativos”.

Sus jugadores aprovecharon a la perfección los regalos defensivos del Mirandés para anotar dos goles. Luis César asegura que, a la hora de definir, el jugador no debe precipitarse: “Cuando llegas al área, tratas de no precipitarte. Es la parcela del campo donde hay que tener tranquilidad porque sino se tienen pocas posibilidades de marcar. A ver si somos capaces de enganchar una racha positiva, recortar distancias con ese pelotón escapado y luchar por algo”.