Victoria sin alardes del filial rojillo en Anduva (2-1)

748
Blas controla un balón en el centro del campo

El triunfo ante el colista se antojaba vital en la lucha por la permanencia. El Mirandés B se impuso por la mínima al Villaralbo en un duelo que no supo cerrar antes para no pasar agobios en el tramo final (2-1). El conjunto rojillo se mantiene instalado en puestos de descenso, aunque empatado a puntos con el Villamuriel que marca la permanencia.

La primera intentona corrió a cargo del juvenil Zunzu, que se plantó solo delante del portero tras un fantástico control. Su disparo se escapó lamiendo el poste derecho. Dominaba el conjunto rojillo, aunque el colista trató de buscar el marco rival en acciones de contragolpe. El lateral Omar ejecutó un disparo desde la frontal del área, que terminó tropezando en un defensor.

Los zamoranos comenzaron a sufrir la insistencia local. Blas hizo lucirse a David en lo que fue el preludio del primer tanto. Riki enganchó un lanzamiento desde 30 metros ante el que nada pudo hacer el meta visitante (1-0). Las llegadas se sucedían. El autor del gol colocó un envenenado centro al área que Mikel cabeceó de primeras. David atrapó en dos tiempos el testarazo.

Riki abrió el marcador con un gran gol

El Villaralbo logró frenar las acometidas mirandesistas en la recta final de la primera parte. Incluso se estiraron en busca del empate, aunque de forma tímida. Carli probó fortuna, pero su lanzamiento lejano se marchó por encima del larguero. Antes del descanso, Blas desaprovechó la salida del portero que cortó el avance de Zunzu. El delantero rojillo envió fuera la vaselina.

El segundo acto dio inicio con una ocasión de oro para Blas que, tras regatear al meta, no pudo alojar el balón en el fondo del marco. Juanito interceptó ‘in extremis’ el remate cuando llevaba marchamo de gol. La segunda diana no tardó en llegar. Jonay aprovechó el rechace de David a disparo del propio Blas para aumentar la ventaja (2-0). Jorge Martín movió ficha en el banquillo dando entrada a jugadores con menos minutos, viendo que el choque estaba más que controlado.

Error que aprovechan los visitantes

Pocas llegadas con peligro se protagonizaron en los últimos compases. Sólo Riki pudo ampliar el marcador con un tiro, que se escapó por centímetros a la derecha del marco. Sin embargo, la zaga rojilla cometió un error imperdonable al ser poco contundente en la jugada zamorana. David Grande devolvió la emoción a la contienda a falta de seis minutos. Los rojillos mantuvieron la cabeza fría para mantener la ventaja y sumar tres importantes puntos. Ante el Burgos Promesas 2000 volverá a disputar una gran ‘final’ por la salvación.

Mirandés B: Moussa, Avel (Diego, min. 83), Carri, Asier, Óscar Torregrosa, Riki, Jonay (Iker, min. 66), Guille (Javi Collado, min. 71), Zunzu, Blas y Mikel.

Villaralbo: David, Omar, Marcos (Eder, min. 63), Juanito, Denis (Guiller, min. 81), Cala, Juanen (Raúl min. 70), Justi, Carli, David Grande y Dani Martínez.

Árbitro: Laín Pérez (comité soriano). Amonestó en el bando local a Mikel y Avel; y por parte visitante a Marcos y Juanen.

Goles: 1-0  Riki, min. 23; 2-0  Jonay, min. 53; 2-1  David Grande, min. 84