Nueva final en Tarragona

644
El Nástic venció en el partido celebrado en Anduva

El Mirandés afrontará otro trascendental envite en el compromiso que le enfrentará mañana al Gimnástic de Tarragona en el Nou Estadi (sábado, 18:00 horas). Ambos equipos necesitan los tres puntos, aunque los rojillos incluso con más urgencia ya que no pueden permitirse más tropiezos en el tramo final de la temporada.

La mejoría experimentada es más que visible tanto en juego como en sensaciones. Pablo Alfaro ha supuesto un aire fresco para una plantilla que ahora cree más que nunca en la permanencia. El técnico aragonés ha sabido inculcar su saber futbolístico en los jugadores. Aspecto que también ha calado hondo en la afición mirandesista que todavía confía en el milagro.

“Creo que tengo una plantilla amplia y todo el mundo está con unas ganas tremendas de aportar al equipo. El otro día lo visteis. Salió Ruymán, que llevaba poco tiempo jugado, y no desentonó. Confío plenamente en los sustitutos”, apunta Alfaro que deberá variar el once inicial debido a la ausencia del defensor Quintanilla. Álvaro Bustos y Eguaras tampoco estarán sobre el césped en tierras catalanas. Provencio se queda fuera de la lista.

El partido volverá a tener tintes agónicos. Los rojillos deben sumar prácticamente de tres en tres en lo que resta de campeonato y tratarán de aprovechar las urgencias locales para hincar el diente en el feudo catalán: “Todavía nos ven en esa posición de la tabla, pero el equipo está muy vivo. Espero un partido muy igualado con dos equipos que no querrán descubrirse, cada uno con armas distintas. El Nástic tiene muchas bajas y les obligará a tocar algo. Nosotros tenemos que estar muy atentos”.

Merino se replantea un cambio de sistema

No corren buenos tiempos en Tarragona. La afición grana reclama un cambio de sistema para afrontar el choque ante el Mirandés. Juan Merino sopesa la opción de llevar a cabo una propuesta con más potencial ofensivo en vez de utilizar el habitual dibujo con tres centrales y dos carrileros.

Barreiro, Madinda, Djetei, Cordero y Luismi serán bajas por lesión a las que se suman las de Mossa y Juan Muñiz, que deberán cumplir un partido de sanción. Giner será el relevo en el lateral izquierdo, mientras que Suzuki podría volcarse en la parte derecha junto a Gerard Valentín.

La cita comenzará mañana a partir de las 18:00 horas en el Nou Estadi con arbitraje del colegiado tinerfeño Pulido Santana.

Posible once inicial rojillo: Roberto; Carlos Moreno, Fran Cruz, Ruymán, Aurtenetxe; Rúper, Usero; Guarrotxena, Maikel Mesa, Álex García; y Urko Vera.