Valoraciones tras el Mirandés 2-2 Mallorca

633
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

El Mirandés dejó buenas sensaciones en su despedida de la temporada y de la categoría en Anduva. El técnico Pablo Alfaro destacó el trabajo de sus pupilos, que buscaron la victoria desde el pitido inicial ante un Mallorca que se jugaba la vida en el envite: “Estoy satisfecho con la profesionalidad y el esfuerzo de los jugadores. Salimos a disputar el partido. Creo que hicimos una primera parte primorosa con fútbol combinativo y de llegadas. Marcar tan pronto te da un subidón de autoestima. La apuesta era buscar la velocidad de los hombres de arriba. Creíamos que podíamos hacer daño de esa forma al rival. Pudimos ampliar más el marcador. En un despiste le dimos vida al Mallorca”.

Aunque no hay nada oficial, tanto club como entrenador se han reunido en los últimos días para valorar la posible continuidad del entrenador aragonés. Alfaro admite que el espíritu de lucha es una seña de identidad que el equipo debe recuperar para afrontar la temporada en Segunda B: “Quisimos dejar el partido para correr y buscar rápidas transiciones. Los jugadores se han dejado todo lo que tienen. No supimos matar el choque con la ansiedad que tenía el Mallorca. Me gusta que mis equipos jueguen así. El orgullo y ese espíritu combativo siempre se debe de tener, es innegociable, aunque también hay que jugar al fútbol”.

El míster mirandesista admitió que en el vestuario ha habido jugadores no implicados en la lucha por la salvación. Con los que sí han mostrado predisposición se ha luchado hasta el final para buscar el objetivo de la permanencia: “Les hice creer en sus posibilidades y en sus fortalezas que las tienen. También descarté a los no implicados. Me informé cuando llegue y lógicamente ves quién quiere tirar del carro y quién no. Eso fue importante. Con los que de verdad están en la labor tuvimos que rompernos la cabeza para explotar sus cualidades”.

Sergi Barjuan, entrenador del Mallorca

Con tristeza compareció el técnico Sergi Barjuan, que llegó al Mallorca con el objetivo de salvar la categoría. Los dos goles de ventaja de los rojillos fueron una losa demasiado pesada, aunque los baleares estuvieron a punto de voltear el marcador: “Preparas un partido y en el minuto ocho todo se complica. Hemos intentado reforzar al vestuario en el descanso. Tuvimos nuestras oportunidades para darle la vuelta al resultado, pero no fue posible. Los jugadores tienen más calidad que otros equipos, estoy convencido. El equipo ha competido de una manera diferentes perdiendo 2-0. La primera parte es difícil de explicar. El vestuario está triste y hundido”.

Barjuan creyó en todo momento en la remontada. Sin embargo, la falta de pegada fue clave en el partido: “Sí he creído en la remontada. Lo que hicimos en la segunda parte lo habíamos trabajado en el último entrenamiento. Tuvimos ocasiones, pero no fuimos contundentes ante la portería contraria. La primera parte fue más del Mirandés con posesión. El primer gol nos hizo mucho daño, pero tenía fe. Ensayamos las segundas jugadas, aunque no pudo ser”.

Los dirigentes baleares dieron la espantada tras la finalización del encuentro. Nadie quiso dar explicaciones. Sólo el entrenador atendió a los periodistas dando la cara: “Como club no puedo responder. Acabo de aquí a una semana. Venía a conseguir un objetivo, pero no pudimos salvarnos. A partir de ahora, será el club el que decida el futuro en Segunda B. No me he planteado ni me han planteado continuar”.

Buena imagen en la despedida de Segunda en Anduva

El equipo buscó desde el inicio el triunfo. Con rápidas jugadas por banda desarboló una y otra vez a la defensa mallorquina. En la segunda parte, el cuadro bermellón pudo igualar la contienda. “Está claro que el objetivo no se cumplió, pero somos profesionales y ante todo nos debemos al club. Nos queda un partido y queremos sacar los tres puntos en Soria también. El míster nos conoce bien y planteó el partido de esa manera para aprovechar la velocidad. El Mallorca apretó jugándose lo que se jugaban”, mantiene el delantero Pedro Martín.

Por su parte, el centrocampista Roberto López ‘Rúper’ volvió a dejar clara de continuar una temporada más en la entidad mirandesista. Si el club apuesta por su renovación, no lo dudará un instante: “Lo dijo el otro día y lo mantego. Estoy muy a gusto aquí. Llevó ya cuatro años y considero al Mirandés como mi casa. Estoy disponible para negociar con el club, esté en Segunda o Segunda B”.