Valoraciones tras el Numancia 0-2 Mirandés

89
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

Al menos se despidió la temporada con buen sabor de boca. El Mirandés se impuso en el estadio de Los Pajaritos en la recta final del encuentro. El entrenador Pablo Alfaro, que continuará al frente del equipo en Segunda B, valoró de buen grado el resultado obtenido ante el Numancia: “El resumen es que nos vamos con una victoria que no nos sirve para el objetivo de la permanencia, aunque por lo menos nos vamos con un mejor sabor de boca. Siempre hemos mantenido que debíamos dignificar nuestra profesión y creo que lo hemos conseguido. El partido ha tenido poco ritmo, con mucho calor. Los dos equipos inician ya las vacaciones y el Numancia lo hará con los deberes hechos. Les felicitamos por ello”.

El calor fue el principal protagonista del choque. El ritmo fue demasiado bajo, pero los rojillos aprovecharon los últimos compases para sentenciar al contragolpe. “Por momentos quizás sí hemos sido incómodos, pero también hemos sufrido. El equipo, en los días que ha perdido o empatado, se ha mostrado con entereza siempre. Tenemos muchas deficiencias que al final nos han penalizado mucho, pero en ese sentido no puedo reprochar nada a los jugadores. La alineación de Jagoba ha sido de muchos jugadores en el centro. Teníamos que intentar quitarles el balón”, señala el míster aragonés.

Ahora toca trabajar para confeccionar una plantilla de auténticas garantías y comprometida que vuelva a buscar el ascenso a la categoría de Plata: “Vamos a intentarlo. Ahora nos toca descansar y resetear. Debemos saber que la categoría es totalmente diferente. Hay que crear un buen grupo humano que es muy importante para sacar el proyecto adelante. Nos pondremos enseguida a trabajar, aunque ahora queremos saborear esta última victoria”.

Jagoba Arrasate, entrenador del Numancia

Por su parte, el técnico del bloque soriano se mostró enfadado en rueda de prensa. Cree que su equipo hizo méritos para sacar los últimos tres puntos, pero la falta de puntería fue clave. “Queríamos despedirnos bien, y es verdad que es difícil afrontar este tipo de partidos, pero si con el empate estaba cabreado, imagínate perdiendo. Ahora a pasar el mal trago. No creo que haya sido un despropósito. Hacía mucho calor y el encuentro fue de ritmo bajo, pero tuvimos varias ocasiones. Llevamos cinco partidos sin hacer gol. Hicimos uno legal que se anuló. Cuando no aciertas, el choque se abre y al final nos cogieron dos veces”, mantiene Jagoba Arrasate.

Molesto es la palabra que define a la perfección el estado de ánimo del entrenador numantino al analizar el último duelo: “Ahora mismo cabreo porque no merecíamos terminar así. Hasta los equipos que se han salvado en el último minuto tendrán mejor sabor de boca que nosotros”.