Remontada para continuar creciendo (3-2)

307
Toura abre el cuero a la banda izquierda

El Mirandés B sacó adelante los tres puntos en un duelo que se había complicado con dos goles tempraneros del Norma San Leonardo (3-2). Los rojillos voltearon el marcador en la segunda parte con un gran actuación del juvenil Íñigo Santamaría, que provocó las dos penas máximas que dieron la victoria al equipo. El cuadro visitante tuvo que variar su once inicial por la lesión de Javi en el calentamiento previo. Kitos se situó en el centro de la zaga.

Los sorianas salieron al césped más enchufados y enseguida se pusieron por delante en el marcador. Avisó Charle que obligó a Javi a realizar una buena intervención en el mano a mano con el delantero. La advertencia se convirtió en realidad poco después al batir el marco de tiro cruzado (0-1). El conjunto amarillo aprovechó la escasa intensidad defensiva para abrir brecha. Jero ejecutó un disparo desde 30 metros que sorprendió a Javi, que llegó a tocar ligeramente el cuero antes de entrar (0-2).

Carri trata de hacerse con el control del balón en el choque ante el Norma

Antes del descanso, el filial pudo recortar diferencias. Riki hizo lucirse al meta visitante tras recibir un cambio de banda de Carri. A partir de ahí, el cuadro que dirige Roberto Sáez puso cerco a la portería soriana. Zunzu obligó de nuevo a Guillermo a despejar el balón para evitar el tanto. En apenas cuatro minutos en el arranque del segundo acto, los locales generaron tres claras ocasiones de gol. A la tercera llegó la vencida. More cedió el cuero atrás hacia la llegada de Fer que hizo el primer tanto mirandesista (1-2).

Los cambios reactivaron aún más el juego rojillo. La entrada del juvenil Íñigo fue clave en los minutos finales. Antes Zunzu pudo igualar la contienda, pero su disparo tropezó en un defensor. El Mirandés B metió en su campo al equipo soriano, muy desgastado por el esfuerzo. A falta de cinco minutos, Íñigo cayó en el área y el colegiado señaló el claro penalti. Zunzu asumió la responsabilidad para empatar el partido (2-2).

Había tiempo para que la victoria se quedase en casa y en una nueva acción de desborde de Íñigo, Sánchez Yustos volvió a señalar el punto fatídico, que acabó con la expulsión de Diego por doble amarilla. El máximo artillero no falló remontando el choque para alegría de la parroquia local (3-2). En las postrimerías, Marcos también vio el camino de los vestuarios dejando a su equipo con dos hombres menos.

Con este resultado, el filial se mantiene en el grupo cabecero a dos puntos del líder Unami. El Briviesca, cuarto clasificado, pondrá a prueba a los rojillos en la próxima jornada. La última incorporación Manero, procedente del Aurrerá de Vitoria, disputó sus primeros minutos con la camiseta del Mirandés B.

Mirandés B: Javi, Asier Guinea (Manero, min. 64), Carri, Baz, Josu, Fer, Zunzu, Toura, Riki (Íñigo Santamaría, min. 69), Jonay y More (Unai, min. 86).

Norma San Leonardo: Adri, Ale, Ricar (Martín, min. 60), Kitos, Diego, Marcos, Jero, Jorge, Lusin, Chupón y Charle.

Árbitro: Sánchez Yustos (comité palentino). Expulsó por doble amarilla a los visitantes Diego en el minuto 85 y Marcos en el 89. Además, amonestó en el bando rojillo a Baz y Toura; y por parte soriana a Ricar, Jorge, Jero y al entrenador Yanko.

Goles: 0-1  Charle, min. 8; 0-2  Jero, min. 22; 1-2  Fer, min. 50;
2-2  Zunzu (p.), min. 86; 3-2  Zunzu (p.), min. 88