Declaraciones tras el Mirandés 0-2 Real Sociedad B

336
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Pablo Alfaro se mordió la lengua a la hora de valorar la actuación del colegiado al término del encuentro. El técnico aragonés acabó expulsado el choque tras el tanto que el colegiado anuló a los rojillos y que hubiese significado el empate: “Me voy a callar. El gol anulado parece que ha sido un fuera de juego. Vamos a dejarlo ahí. Tenemos que ser conscientes de que no podemos variar nuestro camino. El domingo llegará un nuevo partido. No le dije nada al colegiado, sólo miré al línea. Quizá tengo la mirada muy penetrante, pero nada más”.

Cuestionado sobre la primera mitad, Alfaro reconoció que fue en los primeros cuarenta y cinco minutos donde se perdió el encuentro. Los rojillos no estuvieron a la altura de un filial que demostró un buen nivel en Anduva: “Nos hemos enfrentado a un muy buen equipo que nos ha planteado muchas dificultades. En la primera parte estuvieron mejor que nosotros. Interpretaron mejor la presión, aunque tampoco sufrimos demasiadas ocasiones en contra. La segunda fue distinta. Caímos como es el Mirandés. Simplificamos el fútbol y fuimos a los balones divididos de verdad. Conseguimos marcar un gol que anuló el árbitro. Al final quisimos acabar el partido en su área, pero en una contra mataron el choque”.

El míster visitante se mostró satisfecho con el resultado y el juego de su equipo

Imanol Alguacil, entrenador del Real Sociedad B

Por su parte, el técnico donostiarra se mostró satisfecho con el buen trabajo de su equipo, que realizó una excelente primera mitad en el feudo del líder: “La primera parte ha sido como para felicitar a los chavales. Ha sido un placer verles jugar y ante el mejor equipo de la categoría. Creo que el resultado ha sido justo. Sabíamos que íbamos a sufrir. Somos los primeros en ganar aquí. En la segunda parte apretaron de una manera bestial mediante golpeos largos, caídas e intensidad; pero nos hemos mantenido. Después volvimos a coger más la pelota con espacios al final”.

Los donostiarras fueron fieles a su filosofía de juego, incluso cuando atravesaron por dificultades durante el partido: “Jugar bien y bonito no es sinónimo de ganar. Esta categoría es muy dura y difícil, pero nos sentimos orgullosos de la propuesta del equipo que siempre lo intenta. Les dije que no me importaba el resultado, lo que me preocupaba era que ellos se mostraran como lo hicieron en la primera parte y lo han hecho fenomenal”.