Declaraciones tras el Mirandés 1-2 Leioa

656
Pablo Alfaro, técnico del Mirandés

El entrenador del Mirandés Pablo Alfaro hizo autocrítica en la sala de prensa de Anduva tras la finalización del duelo frente al Leioa, que acabó con victoria visitante. El técnico aragonés admite que la primera mitad fue la peor de toda la temporada: “Es uno de esos días en los que nos tenemos que dar cuenta de que queda mucho para alcanzar lo que queremos. Hicimos una primera parte muy floja. En el minuto tres ya íbamos perdiendo y nos trastocó todo. En la segunda vimos al Mirandés de siempre con intensidad y buscamos el gol. Estuvimos cerca del empate. Hubo dos partidos distintos. Para nuestros objetivos no debemos hacer la primera mitad que hicimos”.

El guión del encuentro varió tras el descanso pero, pese a las ocasiones generadas, el marcador ya no se movió: “Preveíamos que el campo estaría más pesado. El día amainó y se podía jugar. Ellos son un equipo que juegan muy directo con dos delanteros a los cuales buscan mucho. Quisimos modificar el dibujo para tener más presencia, pero el primer gol trastocó los planes. Todavía quedaba mucho tiempo y no supimos interpretarlo. Hicimos un cambio con la salida de Andrés que debutaba. La culpa no es suya. Yo ni lo señalo ni lo marco. Necesitábamos más creación”. Toca reflexionar para preparar con garantías las próximas citas que medirán el verdadero nivel del cuadro rojillo ante Sporting B y Racing.

Sobre la sustitución del canterano Andrés antes del descanso, Alfaro admitió que el equipo necesitaba un cambio de rumbo para intentar buscar un resultado positivo: “La culpa no es suya, la asumo yo. Ni lo señalo ni lo marco. Lo que ocurre es que necesitábamos más creación. Es un cambio que puede ser extraño o impopular, pero lógicamente tengo que tomar decisiones y metí gente de perfil más atacante”.

Jon Ander Lambea, entrenador del Leioa

Jon Ander Lambea, técnico del Leioa

Por su parte, el míster visitante alabó el trabajo de sus futbolistas que fueron capaces de derrotar al líder en su estadio: “Creo que los jugadores entendieron bien la idea con la que veníamos. Tuvimos mucha posesión y lo visto en la primera parte creo que es justo. El mérito es de los que están en el campo. En la segunda, el Mirandés arriesgó. Tuvimos que reestructurar, pero nos salió bien”.

El cuadro vasco sigue sacando buenos resultados lejos de su estadio. Los tres puntos de Anduva suponen una importante inyección anímica para la plantilla: “Nos refuerza porque el parón navideña crea incertidumbre. Los chavales han entrenado muy bien y se ha visto reflejado. Ganar en un campo como el Mirandés nos refuerza. Lógicamente ellos iban a arriesgar. Estuvimos muy atentos a todo y el trabajo fue fenomenal”.

Zona mixta de Anduva

El centrocampista Diego Peláez atendió a los medios informativos una vez finalizado el choque. Al igual que Alfaro admite que el equipo no estuvo nada bien en la primera parte, parcial que terminó desequilibrando la balanza en Anduva: “Estoy contento con el gol, pero no vale para nada. Estos partidos se les suelen atascar a los que van arriba después del parón. Debemos ver la segunda parte que hicimos”.