Declaraciones tras el Mirandés 4-3 Izarra

582
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Pablo Alfaro no ocultó su tremendo enfado en la sala de prensa de Anduva pese a que su equipo logró la victoria ante el Izarra. Los rojillos regalaron las tres dianas a un rival que pudo ser goleado en la primera mitad: “Nos quedamos casi siempre con lo último y más reciente. Estoy satisfecho por los puntos, pero no estoy contento con el global del partido. No puede ser que hagamos una primera parte en la que se nos despide con aplausos y después el desastre que hicimos en la segunda. Era un día para habernos ido con mucha confianza y nosotros mismos no lo hicimos. No podemos tener dos caras tan diferentes. No puede ser que les regalemos las situaciones que les regalamos. Cometimos errores de niños pequeños”.

El técnico aragonés reconoce que su equipo hizo muchas cosas bien en la primera mitad. Sin embargo, también advierte que este tipo de errores defensivos se pagarán más caros ante rivales de un mayor potencial: “No es que desconectemos. Llevábamos un partido muy cómodo. El equipo lo estaba haciendo bien. Es normal que tengas errores en los pases, pero que una situación nos relaje, no podemos hacerlo. Los desajustes finales te merman y por eso me voy cabreado. No nos podemos repetir esos lujos. Nos igualó el Izarra con todos mis respetos a base de juego directo. Les dimos vida”

Habrá charla con el vestuario pese a conseguir la victoria en Anduva. Toca analizar los errores para que no vuelvan a suceder: “Tenemos que intentar llevar una buena línea. No tiene que ser dientes de sierra. Hay que ser mucho más consistentes en el juego y mentalmente. No debemos provocar errores nosotros mismos. No estuvimos a la altura y empezaron los temores. Habrá tirón de orejas en el vestuario. Mañana hablaremos tranquilamente. Margen de mejora y autocrítica debemos de tener”.

El míster del Izarra analizó el choque en la sala de prensa

Alfredo Álvarez, entrenador del Izarra

Por su parte, el técnico del conjunto navarro valoró el esfuerzo de sus jugadores que, pese a irse con tres goles de desventaja al descanso, no bajaron los brazos en el partido: “Lo que es atípico es que el Mirandés haya pedido el tiempo en los últimos minutos. Todo cambió en la segunda parte. Fue de locos. Se llevó el partido el que hizo más méritos. En el descanso es difícil decirles cosas a los chavales. Nos metieron dos goles que en Segunda B no se pueden conceder. Después les pusimos en aprietos. Si no hubiese por el cuarto gol, el Mirandés podía haber sufrido más”.

El tanto de Eneko devolvió la emoción al choque, pero la cuarta diana mirandesista llegó dos minutos después: “El problema es que el cuarto gol fue muy pronto. Nos pudo dar alas. Cuando el resultado pende de un gol, puede pasar cualquier cosa al final. La imagen del vestuario al descanso era triste porque no éramos capaces de contrarrestar el juego del Mirandés. Contentos no estamos, eso está claro, pero no somos tan malos como parecimos en la primera parte”.

Zona mixta

Con el balón bajo el brazo tras anotar tres goles en el partido compareció el delantero ‘Pito’ Camacho en la zona mixta de Anduva: “Estoy contento por la victoria porque hemos recortado puntos al Sporting B, pero por otra parte descontento porque se nos complican los partidos. No terminamos de cerrarlos. Hicimos una buena primera parte, incluso mejor que ante la Peña Sport, pero después bajamos la intensidad y aquí todos los equipos achuchan”.