Burgos y Racing de Santander buscan entrenador

511
Salinas ha dejado de ser técnico del Burgos

Burgos Deporte

Dos serios aspirantes al ascenso de categoría han decidido prescindir de sus entrenadores por los negativos resultados de las últimas jornadas. Burgos y Racing de Santander buscan entrenador con el objetivo de enderezar el rumbo de ambos en lo que resta de temporada.

Hay muchas maneras de decir adiós o de despedirse y, desde luego, la de Patxi Salinas no fue la mejor. Convocó a la prensa de la capital burgalesa en la media tarde del lunes y se limitó a leer un comunicado, para abandonar la sala de prensa de El Plantío sin admitir preguntas de los periodistas, al más clásico estilo del político huidizo, sin aclarar nada sobre los motivos de su marcha y sin dejar que nadie le preguntara sobre ello. Decepcionante y fría despedida porque la afición burgalesa se merecía no sólo unas palabras de agradecimiento, sino una explicación de lo que está pasando.

En su breve comparecencia, que no llegó a los 3 minutos de duración, Salinas anunció su marcha y la del preparador físico, a través de un comunicado leído con breves improvisaciones. Destacó que deja el Burgos con 37 puntos a cuatro del playoff de ascenso y como equipo menos goleado, con sólo 13 goles encajados. Afirmó también que espera que las cosas salgan bien y que se consiga el objetivo deseado.

Patxi Salinas también agradeció a la afición su apoyo en los partidos, especialmente los de fuera de casa, donde los aficionados se desplazaron para animar al equipo. Aseguró que echará de menos la ciudad y agradeció el trato de la prensa, que siempre fue respetuoso pese a que en ocasiones no hubiera coincidencia de criterios. Y se despidió con un “hasta luego”, porque considera que nunca se sabe lo que puede suceder y quizá algún día los caminos del Burgos y de Patxi Salinas se puedan volver a cruzar.  Y en ese momento se levantó de la mesa y afirmó que no deseaba preguntas.

Suena Carlos Pouso para ambos banquillos

Todo lo contrario sucedió en Santander donde Ángel Viadero pidió disculpas a los aficionados en su última rueda de prensa: “Pido disculpas al racinguismo por no haber sido capaz de haber conseguido el pasado junio el ascenso que todos ansiábamos y por no haber sido capaz, este curso, de dar con la tecla adecuada. Es algo que me duele profundamente porque me he entregado en cuerpo y alma al club”.

El técnico santanderino, que lleva casi dos décadas en los banquillos, aseguró haberse preocupado por ser “un entrenador digno de este legendario equipo. He puesto toda mi energía, ilusión y fuerza desde el primer día hasta el último”. Un exrojillo como Carlos Pouso suena para hacerse cargo del banquillo de ambos clubes. El Racing ya mostró interés por su contratación meses atrás.