La emoción está servida en el derbi provincial

206
Se prevé un derbi muy disputado en El Plantío

La plantilla del Mirandés prepara con intensidad el derbi provincial ante el Burgos, que tendrá lugar el domingo en el estadio de El Plantío. Los rojillos se jugarán más que su rival en la cita ya que el cuadro blanquinegro ha perdido casi sus opciones de disputar la fase de ascenso tras la derrota en Gernika.

Los discípulos que dirige Pablo Alfaro no atraviesan su mejor momento de juego, pero este encuentro de rivalidad podría suponer un punto de inflexión para el equipo en esta segunda vuelta. Diez puntos suma el conjunto de Anduva después de parón navideño. Un balance de tres victorias, un empate y cinco derrotas ha provocado que el Mirandés ceda la primera plaza y vea como otros rivales directos se acercan en la tabla.

El cuerpo técnico ha incidido en la movilidad de balón en espacios reducidos en el segundo entrenamiento de la semana. La fluidez en el juego sigue siendo el principal debe del equipo. Aspecto que se trata de corregir para afrontar el tramo decisivo de la temporada. Todos los jugadores a excepción del centrocampista Diego Peláez, que se ha ejercitado en solitario, estarán a disposición del míster aragonés para el choque en la capital.