Osasuna B se queda sin margen de error

427
El filial navarro cayó en su último duelo ante el Gernika (Foto: navarra.elespanol.com)

El triunfo del Izarra ha ampliado aún más la distancia que separa a Osasuna B del puesto que da opción a disputar la promoción por evitar el descenso. Nueve puntos de ventaja, aunque con un encuentro menos, hacen que el filial navarro se vea obligado a sacar un resultado positivo en su visita al Municipal de Anduva. Los pupilos de Sergio Amatriain sólo han conseguido la victoria en un encuentro lejos de su feudo, pero muy lejana en el tiempo ya que se produjo el pasado 22 de octubre en el choque frente al Real Unión de Irún.

Eso sí, de los cinco triunfos que acumula el cuadro navarro en la tabla, uno de ellos llegó contra los rojillos en la primera vuelta del campeonato (1-0). “Tratamos de quitar presión de encima a los jugadores. Los chavales tienen que jugar sueltos sin pensar en el tema clasificatorio. Tenemos que hacer un buen partido. Es la idea que tenemos y es la manera de lograr un buen resultado”. Estas fueron las palabras del técnico del filial antes de afrontar la anterior cita ante el Gernika que acabó en derrota en Tajonar y ésta será la idea con la que salten al terreno de juego en Miranda.

En el duelo con el conjunto vizcaíno, Gonzi se situó bajo palos. Hualde estuvo en el lateral derecho e Irigoyen en el izquierdo con Mikel Fernández y Albisu como pareja de centrales. Luis Perea ejercerá de ancla en el centro del campo. Otegui y Miguel estuvieron por delante, mientras que Jaime y Julen se ubicaron en banda. Borja Domingo fue el hombre elegido para capitanear el ataque.