Al compás del ‘mago’ Peláez (1-0)

521
Kijera gana un balón dividido

Se vio otro Mirandés con y sin Peláez. El futbolista gallego saltó al campo en la segunda mitad y con su entrada dio un aire diferenciador a su equipo que derrotó por la mínima a la Unión Deportiva Logroñés (1-0). Se movió entre línea y generó fútbol. De sus botas llegó el tanto del triunfo de Cervero, que mantiene su idilio con la meta contraria. Había tensión en el ambiente en un duelo en el que ambos equipos se jugaban mucho sobre el césped. Mientras los rojillos no cejaban en su empeño de asaltar el liderato, el cuadro riojano buscaba un triunfo que le permitiese seguir soñando con la fase de ascenso.

Ninguna de las dos escuadras se hizo con el control del juego en la primera media hora, aunque fueron los pupilos de Pablo Alfaro los que más pisaron el campo contrario. Eso sí, sin generar claras ocasiones para marcar. El técnico visitante Sergio Rodríguez tuvo que efectuar un cambio por la lesión de Antxón Muneta al que se la forzó para jugar en Anduva. No aguantó el centrocampista vasco que dejó su sitio a otro futbolista tocado durante la semana como César Remón. El primer disparo entre palos llegó en el minuto 35. Marcos André aprovechó una pérdida absurda mirandesista en la salida del balón para poner a prueba a Limones. El meta castellano manchego despejó por bajo el disparo que tuvo que salvar la zaga en segunda instancia.

Borja Sánchez pugna por el cuero con un adversario

Tras el paso por los vestuarios, el Logroñés dio un paso al frente. A los rojillos les costaba incluso salir de su campo. La presión visitante fue efectiva y el lateral Paredes se convirtió en el verdadero protagonistas con varias incursiones por banda izquierda, que llevaron el peligro a la defensa local. Los blanquirrojos iban a todas las disputas, conscientes de que, si querían clasificarse para el play off, debían ganar en Anduva. Enseguida movió ficha Pablo Alfaro dando entrada a Diego Peláez, que se está ganando con creces mayor presencia en los partidos. El jugador gallego le da otro aire al equipo, sobre todo, entre líneas a la hora de crear juego.

Gol con polémica

El partido varió totalmente y el Mirandés se hizo con el dominio. Peláez dispuso de una buena ocasión tras la dejada de primeras de Cervero. Su remate se escapó por encima del travesaño. Fue el preludio del gol que volvió a tener a los mismos protagonistas. Kijera colocó el balón al segundo palo y Peláez encontró a Cervero, libre de marca, en el otro costado. El delantero no falló para poner por delante a los suyos (1-0) en una acción con polémica. El colegiado había pitado fuera de juego a instancias de su asistente, pero luego corrigió la decisión ya que Peláez, que toca el balón, se encontraba en posición correcta.

El conjunto visitante se le esfumaban sus opciones de play off y no cejó en el empeño de igualar la contienda. Marcos André tuvo una clara ocasión después de recibir un balón colgado desde la parte derecha, pero no acertó en el remate que se marchó desviado. No hubo tiempo para más. El Mirandés se acerca al objetivo del play off, aunque seguirá persiguiendo al líder Sporting B que mañana se medirá al Tudelano en Mareo.

Mirandés: Limones; Paris, David Prieto, Melli, Kijera; Rúper, Antonio Romero; Igor Martínez (Yanis, min. 63), Fernando Llorente (Diego Peláez, min. 53), Borja Sánchez (Bruno Rivada, min. 83); y Cervero.

UD Logroñés: Miguel, Paredes, César Caneda, Zubiri, Carles Salvador, Miguel Santos (Rubén Martínez, min. 69), Espina (Javier Álvarez, min. 81), Chamorro, Antxón Muneta (César Remón, min. 24) y Marcos André.

Árbitro: Pérez Muley (comité madrileño). Amonestó en el bando visitante a Chamorro.

Goles: 1-0  Cervero, min. 74

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 34 en Segunda B disputado en Anduva ante la presencia de 4.162 espectadores. Más de 1.000 aficionados riojanos estuvieron animando a su equipo desde las gradas. Extécnico del Mirandés como Carlos Pouso y Miguel Sola presenciaron el choque.