Declaraciones tras el Mirandés 1-0 UD Logroñés

567
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Pablo Alfaro se mostró satisfecho con el triunfo en la sala de prensa de Anduva. El conjunto rojillo fue más intenso en la segunda mitad con la entrada al césped de Diego Peláez, que dio otro aire: “Valen su peso en oro. Fue un partido muy parecido a un play off por lo poco que queda y por la enjundia del rival. Los tres puntos nos dejan muy satisfechos y ante un gran rival. Hemos estado muy ordenados en la faceta defensiva y, a nivel ofensivo, tuvimos más ritmo en la segunda parte. Si alguien lo ha merecido, hemos sido nosotros”.

Cuestionado sobre la jugada polémica, Alfaro reconoció que se encontraba apuntado algo en su libreta en el momento en el que llegó el gol: “Cuando miré al campo vi a Cervero rematando. Si lo llego a ver de verdad, te diría algo. La alegría llegó cuando vimos que dio gol. Nos hemos vuelto a enganchar todos juntos. Vivimos una gran tarde de fútbol. Los partidos sufridos te dejan la conciencia más tranquila. Hubo mucho esfuerzo y cansancio y el vestuario está muy satisfecho”.

Los rojillos dan un paso de gigante para jugar la fase de ascenso, aunque en la mente sigue estando el primer puesto: “Llevamos 32 de 34 jornadas en puestos de play off. Creo que debo ser honesto con vosotros. A partir del martes pensaremos en Zubieta. Ellos han ganado un par de horas antes, pero descansaremos ahora porque los chicos se lo merecen”.

Sergio Rodríguez atendió a los medios de comunicación

Sergio Rodríguez, técnico de la Unión Deportiva Logroñés

Por su parte, el entrenador visitante quiso agradecer en primer lugar el apoyo del público riojano que se desplazó a Anduva, pero después se mostró dolido con la acción que supuso el tanto de la victoria del Mirandés: “Antes de hablar del árbitro que no se lo merece, agradecer el ánimo de la gente de Logroño. Se lo agradecemos mucho. Los jugadores lo han dado todo. No hicimos un partido brillante, pero el Mirandés tampoco. El línea ha levantado la bandera y el árbitro pita. A partir de ahí todo lo demás sobra. Si es una equivocación suya, lo siento mucho. La acción se tiene que terminar”.

La derrota en Miranda complica y mucho las opciones de que el Logroñés dispute la fase de ascenso, aunque Rodríguez asegura que sus jugadores seguirán peleando hasta que las matemáticas dicten sentencia: “Está muy difícil. Veremos los resultados que hay mañana, pero está complicado. Nosotros pelearemos hasta el final. Seguiremos trabajando igual porque tenemos gente muy honrada. Es cierto que este año no hemos encontrado algo de fortuna. Siempre tuvimos que hacer mucho para ganar. Yo me quedo con el trabajo de la gente. Hemos competido en todos los partidos, aunque este año está siendo difícil”.