El Real Unión llega a Anduva ‘casi’ con los deberes hechos

372
El Real Unión ganó en un partido de locos al Gernika en la última jornada (Foto: Mundo Deportivo)

Fue un partido no apto para cardíacos, pero sirvió para que el Real Unión se quedase a un paso de certificar la permanencia en la categoría. Los guipuzcoanos se impusieron por 5-4 al Gernika en el Stadium Gal. El cuadro local llegó a ir ganando 4-0, el conjunto verde empató el duelo en la segunda parte, y Obergozo en el descuento le dio la victoria al cuadro blanquinegro.

No ha sido una temporada fácil para el club guipuzcoano que, a finales del pasado noviembre, destituyó a Asier Santana como entrenador del primer equipo. José Luis Ribera fue su sustituto en el banquillo. El Real Unión sólo ha sumado dos triunfos como visitante ante el Vitoria y la Peña Sport por la mínima. También ha logrado empatar en cinco compromisos: Arenas, Leioa, Caudal Deportivo, Amorebieta y Burgos. Sin duda su asignatura pendiente ha estado lejos de su feudo donde acumula diez derrotas.

Otañó defendió la portería del Real Unión en el último encuentro. Dani Estrada se situó en el lateral derecho y Gayoso en el izquierdo, mientras que Ekhi y Azkoiti fueron la pareja de centrales. Ribera ubicó a Aimar como pivote defensivo. Capelete, Llamas, Juan Domínguez y Eizmendi estuvieron en el centro del campo; y Orbegozo fue el hombre más adelantado. El delantero marcó tres dianas frente al Gernika. Eizmendi se perderá el choque por acumulación de amonestaciones. En el cuadro rojillo, el centrocampista Rúper también será baja tras ser expulsado en Zubieta.