“No va a ser difícil recuperar a la gente a nivel psicológico”

822
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés, sólo tuvo palabras de elogio hacia sus futbolistas que lo dieron todo sobre el césped para lograr el ascenso a Segunda. El resultado no fue el esperado, pero las sensaciones que transmitió el equipo invitan al optimismo de cara a la próxima eliminatoria ante el Extremadura. “En primer lugar felicitamos al Mallorca como buenos deportistas por la campaña que han hecho y este camino corto que supieron escoger. Ojala nos veamos en pocos meses en Segunda. Entrar al vestuario ha sido una sensación contradictoria. Vi caras de tristeza con gente llorando, pero por otra parte estoy tremendamente orgulloso de mis jugadores. No les puedo echar nada en cara. Los primeros veinte minutos en Mallorca nos condenaron. Después hemos sido muy superiores sobre el terreno de juego en fútbol, en pasión y en ganas. Nos ha faltado marcar el primer gol. Ellos no chutaron ni a puerta y vinieron a hacer su partido a que se jugase poco”, señala el míster aragonés.

Sin duda el cuadro rojillo realizó el mejor encuentro de la temporada. Peleó todos los balones, fue el único que propuso sobre el césped, pero adoleció de falta de pegada. Algo que marcó definitivamente la eliminatoria: “Seguimos en la pelea. El equipo sale muy reforzado porque enfrente tuvimos al club más poderoso de la categoría y hemos visto el partido que hemos hecho. La afición ha estado espectacular desde el calentamiento. El trabajo nunca nos va a asustar y seguiremos entrenando. Para ascender hay que dar la mejor versión. Físicamente estuvimos como aviones. No va a ser difícil recuperar a la gente a nivel psicológico”.

Vicente Moreno, técnico del Mallorca

Vicente Moreno, entrenador del Mallorca

Por su parte, el Mallorca vivió de la renta obtenida en el choque de ida. Equipos descendidos como Caudal Deportivo o Peña Sport pusieron en más aprietos a los rojillos que el campeón del Grupo III. Los baleares mostraron sobre el césped el ‘otro’ fútbol y finalmente pudo lograr el objetivo marcado a principios de temporada. “Siento mucha felicidad y tranquilidad. Tenemos mucha gente detrás y sabíamos la responsabilidad que teníamos. Me alegro mucho por los jugadores. Hemos tenido enfrente a un gran rival. En el partido de ida fuimos bastante mejores y hoy lo fueron ellos. Hemos trabajado y defendido como jabatos y el resultado es justo. Le deseo toda la suerte del mundo al Mirandés. Es un palo gordo para ellos”, destaca su técnico Vicente Moreno.

Se vivió un fantástico ambiente en las gradas durante todo el encuentro. Con el pitido final, el cuadro insular regresó una campaña después a la categoría de Plata: “Los dos buscábamos lo mismo y al final cada uno defiende lo suyo. Jugamos nuestras  bazas y tuvimos la fortuna de llevarnos la eliminatoria. Evidentemente la ida determinó muchas de las cosas que han pasado hoy. El Mirandés creía que podía pasar. Era meter un gol y después tratar de meter otro. Si nos hubiesen dado a elegir, también hubiésemos firmado el 3-1 de la ida”.