“Todos nos quitamos un peso de encima”

112
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez se mostró satisfecho con la primera victoria de la temporada en el Municipal de Anduva. Se hizo de rogar después de cuatro empates consecutivos, pero al final se produjo en el duelo frente al Tudelano: “Creo que todos nos quitamos un peso de encima. Teníamos muchas ganas de ganar y se notó algo de ansiedad. Nos quitamos el lastre en casa. En la segunda parte mejoramos sustancialmente lo que hicimos en la primera. El fútbol no son matemáticas. Prefiero que el equipo sea efectivo, aunque es cierto que ser dominadores da mayor tranquilidad. Estamos contentos por sumar tres puntos más”.

El técnico abulense cree que en el vestuario no existía ansiedad por lograr el primer triunfo, pero sí ganas de brindárselo a la afición: “No creo que hubiera tanta, pero al final es de lo que se hablaba fuera y en los bares, que había que ganar en casa. Al final piensas que realmente hay que hacerlo. En el vestuario no se comentaba, pero había unas ganas tremendas de dar una alegría a los nuestros”.

Valencia podría tener las horas contadas

Íñigo Valencia, entrenador del Tudelano

Por su parte, el técnico visitante valoró el buen trabajo de su equipo sobre todo en la primera mitad en la que tuvo las ocasiones más claras para abrir la lata: “Hemos sido el rival menos sometido por el Mirandés y la primera victoria es contra nosotros y encima por 3-0. Los dos últimos goles no hay más que verlos. No me queda más que orgullo por los chavales, pero dimos la cara y en la primera parte fuimos superiores. Si llegamos a aguantar el 0-0, nos hubiese reforzado. No estábamos encerrados. Es más, generábamos problemas al rival”.

Cuestionado sobre su posible destitución, Valencia señaló que ese asunto sólo depende de la junta directivo. En su mano queda seguir trabajando para solventar la situación: “Esa pregunta no la puedo contestar yo. Intento responder las que yo puedo hacer. Si tuviera la mínima duda de ser incapaces de sacar esto adelante, el primer paso lo daría yo. Creo en lo que hacemos y en los que estamos ahí. Lo único que necesitamos es un refuerzo positivo. Sólo nos estamos llevando palos. Hubo lágrimas en el vestuario y eso me da más fuerza. Lo que tengo claro es que a poca gente le duele esto más que a mi”.