“Perder nos vendrá bien aunque sea paradójico”

121
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez se mostró enfadado por el juego desplegado por su equipo en la visita a Torrelavega. El técnico abulense reconoció ante los medios informativos que faltó una mayor profundidad para generar ocasiones de peligro ante el marco defendido por Álex Ruiz: “Quizá en la primera parte tuvimos más ocasiones. La de Ernest, el palo y el penalti, pero no éramos un Mirandés fluido. Nos costó mucho interpretar el partido. Sabíamos que la primera derrota podía llegar en cualquier momento, aunque nos hubiese gustado que se produjese con otra forma de jugar. Habrá que analizar el porqué no encontramos profundidad en el juego. Nos empeñamos en hacer muchas situaciones de juego interior. Los cambios no aportaron algo distinto”.

El conjunto rojillo cosechó la primera derrota del campeonato que puede venir bien, según palabras del propio Jiménez: “Ellos tuvieron más presencia que ocasiones en la segunda parte. Nosotros no nos sentimos reconocibles. Ahora en caliente tenemos que volver a ver el partido y tocará analizar y reflexionar. Perder nos vendrá bien aunque sea paradójico. No se si había euforia, pero esta derrota nos baja los pies al suelo. Veníamos de una semana buena de entrenamientos, pero no vi al Mirandés que quiero ver. Primero debo analizar mi trabajo porque también me habré equivocado y después tocará mejorar en lo colectivo”.

Pablo Lago, técnico de la Gimnástica

Pablo Lago, entrenador de la Gimnástica

Por su parte, el técnico local destacó el buen trabajo de su equipo que saltó al césped con las ideas claras de cómo hacer daño al Mirandés: “Veníamos buscando una victoria así desde hace mucho tiempo. Este partido, por el rival y por cómo lo vivimos, servirá de estímulo. Vi a los chicos disfrutar del fútbol y la Segunda B. Debemos implicarnos y fue el ejemplo perfecto. Hicimos un partido muy completo ante un rival que circula mucho el balón. Había que tapar espacios por dentro y las subidas de sus dos laterales. Era una de sus bazas, sobre todo con Paris por banda derecha. Después quisimos meter gente por dentro con cuatro jugadores y estuvieron sensacionales a nivel de trabajo”.

Cuestionado sobre el cambio de sistema con cinco defensas, Pablo Lago reconoció que el equipo lo ha asumido a la perfección tras sumar cuatro puntos en los últimos dos encuentros: “Tanto en San Sebastián como en este último partido, el equipo ha mostrado una solidez importante. Buscábamos eso y arriba también tenemos jugadores con calidad y verticalidad. Cada semana es diferente, pero estamos contentos por cómo está funcionando el equipo. Están entrando en juego más mediocentros”.