“Cuando estábamos a nueve dije que debíamos hacer nuestro camino”

132
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés se mostró feliz tras el resultado obtenido ante el Arenas que permite a los rojillos situarse a dos puntos del liderato. El conjunto de Borja Jiménez se repuso al tanto inicial vizcaíno: “Queríamos seguir manteniendo esas sensaciones de buen juego y sentirnos cómodos con balón. Sufrimos el percance del gol y tuvimos que modificar. Jugamos con gente por fuera y fuimos más profundos. A partir del minuto 60 controlamos el partido. Nos dio pena marchar de vacaciones por el momento en el que estábamos, pero teníamos buenas sensaciones durante la semana. Sacamos una lectura positiva de todo lo conseguido. Terminamos la primera vuelta con 39 puntos que es una puntuación más que digna”.

Nadie quiere lanzar las campanas al vuelo pese a la buena racha de juego y resultados. Sólo dos puntos separan al Mirandés del Racing, pero el trabajo debe ser el mismo que hasta ahora: “Cuando estábamos a nueve dije que debíamos que hacer nuestro camino y ahora el objetivo no tiene que cambiar. Tenemos que hacer puntos que nos permitan ser campeones. Veremos quien sale vencedor”.

Cuestionado sobre la disposición táctica, Jiménez varió el sistema con dos delanteros situando a Yanis en el costado izquierdo: “Empezamos de inicio de esa manera, pero luego reconvertimos a Yanis que pasó a extremo. Surgió así y cambió el signo del partido. La nota que doy al equipo es de siete hacia arriba en esta primera vuelta. La segunda será más complicada porque los que están abajo aprietan mucho más”.

Luaces se mostró contrariado por la actuación del colegiado

Jabi Luaces, entrenador del Arenas

Por su parte, el técnico visitante se mordió la lengua a la hora de hablar sobre la actuación del colegiado. Jabi Luaces señaló en rueda de prensa que su equipo compitió a un buen nivel durante 42 minutos de juego, pero el penalti en contra fue clave para el devenir del choque: “Maniatamos al Mirandés en la primera parte, incluso tuvimos el 0-2 pero no pudimos agrandar la diferencia. En tres minutos tiramos por la borda todo el trabajo realizado. El penalti fue más que riguroso y eso nos complicó el partido. Bajamos los brazos tras el tercero. Nos cuesta hacer gol. La sensación es que podíamos haber competido más de 42 minutos ante el Mirandés. Sabía que sería complicado sumar aquí, pero teníamos confianza en ganar”.

La labor de Catalá Ferrán estuvo muy presente en su comparecencia: “En el minuto 90 no se pita penalti y al final de la primera parte sí lo pita. Es la jugada que marca el partido”. Eso sí también fue crítico con sus jugadores que tiraron por la borda el trabajo realizado en menos de tres minutos: “Estuvimos un buen rato sin competir y es lo que no quiero ver en mi equipo. Debemos seguir trabajando. Sólo me centro en mi trabajo y tenemos capacidad para hacer mejor las cosas y competir los noventa minutos”.