«Siempre he pedido paciencia y cuidar a los jugadores»

195
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez destacó en sala de prensa en buen papel de sus pupilos que dominaron la contienda ante el Leioa de principio a fin. Eso sí, los rojillos tuvieron que remontar el tanto inicial de Yurrebaso: «Creo que hemos sido superiores desde el principio. Nos costó un poco hacer gol y tuvimos la desgracia del encajado antes del descanso. El Mirandés tuvo personalidad y fuimos capaces de dar la vuelta con nuestro juego. Siempre he pedido paciencia y cuidar a los futbolistas porque han tenido un alto nivel de exigencia en jugadores de Segunda B. Hemos tenido una semana con desgracias porque Carlos se lesionó, Álvaro Bravo estaba enfermo y Paris cojo aunque no lo haya parecido. Estoy contento con los jugadores que han jugado menos minutos. Su compromiso es muy bueno y nos hace estar tranquilos».

El equipo mirandesista creó varias ocasiones a lo largo de la contienda y el resultado incluso se antoja corto para los méritos contraídos. «El problema sería no generar ocasiones. Mientras se tengan, no habrá problemas para hacer goles. Queremos que todos los jugadores se muestren como hizo Álvaro que hizo un partido brutal. Tenemos que llegar en un buen momento al play off por encima del puesto en el que quedemos», puntualiza el técnico abulense.

En el descanso Jiménez arengó a sus jugadores. Les pidió paciencia para seguir buscando la portería rival: «Hemos modificado la salida a tres porque ellos cambiaron la forma de defender. Sólo les pedí que siguieran siendo los mismos porque teníamos 45 minutos para dar la vuelta al marcador».

Lambea admite que el Mirandés fue mejor

Jon Ander Lambea, entrenador del Leioa

Por su parte, el míster visitante reconoció la superioridad del rival durante los noventa minutos de juego pese a que su equipo se adelantó en el marcador: «Hemos estado incómodos en la presión y cuando el balón lo tenía el Mirandés. Nos faltó tranquilidad y no fuimos fiables como en otros días. El poder meter un gol te da margen para seguir peleando, pero lo que más nos ha dolido fue el cómo se produjeron los goles recibidos. Tuvimos el momento de hacernos fuertes con el gol, pero se nos fue muy pronto. Sabemos que para ganar en un campo de estos hay que intentarlo y no meterte atrás».

Lambea admitió que el Mirandés mereció la victoria por las ocasiones generadas, sobre todo en el arranque del segundo acto: «Tuvimos desajustes que teníamos hablados. No supimos cerrar los huecos. Tuvimos errores en zonas donde se generaron contras muy peligrosas. Al final errores puntuales de pases por dentro provocó eso. No tuvimos el acierto de otros partidos en la salida de balón para después tenerlo en campo rival».

Cuestionado sobre las opciones de disputar el play off de ascenso, el entrenador vasco señaló que el principal objetivo que era la permanencia ya está cumplido: «El objetivo era mantener la categoría, pero todavía quedan seis jornadas. Será un vaivén y el que sume todas las semanas tendrá opciones. Queremos terminar la temporada bien y el tema de la Copa es un incentivo más. Trataremos de seguir estando arriba».