“Si fuera algo continuo, tendría más preocupación”

132
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez reconoció en la sala de prensa que el equipo no había estado a la altura de las circunstancias en varias fases del encuentro ante la Unión Deportiva Logroñés. El cuadro riojano aprovechó los regalos defensivos para poner al rojo vivo la lucha por la segunda posición. “Lo primero, rendirme a la afición. Creo que estuvo a un nivel de otra categoría que es lo que son y nosotros no fuimos capaces. Entramos mal al partido partiendo desde la base de que se nos lesionó un jugador en el minuto 3. No nos sentimos cómodos defendiendo ni atacando y eso nos costó el primer gol. Es un equipo con futbolistas rápidos arriba y nuestra forma de jugar conllevaba riesgos atrás. Al final de la primera parte pudimos empatar, pero en la segunda al final nuestra identidad nos costó dos goles a la contra. De todas formas no podemos renunciar a ello. Vamos a pelear por acabar segundos”.

Pese a la amplia derrota, Jiménez no se muestra excesivamente preocupado por la imagen ofrecida en Las Gaunas, sobre todo cuando el play off de ascenso se encuentra a la vuelta de la esquina: “Muchas veces lo hacemos bien. Si fuera algo continuo, tendría más preocupación. Hay días en los que no estás tan acertado y cometes algún error puntual que no es habitual. Fuimos a por el partido con el 1-0, pero nos hicieron el segundo. A partir de ahí hubo descontrol aunque lo seguimos intentándolo”.

Cuestionado sobre la lesión de Jon Guridi, el técnico abulense admitió que estará varias semanas en el dique seco, aunque confía en que llegue en condiciones para jugar la fase decisiva de la temporada.: “Es a priori la zona del sóleo. Es un músculo que no es fácil de romper. Esperemos tenerle disponible para el play off en cuatro semanas. Están entrando y saliendo jugadores porque lo que queremos es llegar en un buen momento a mayo”.

Fuente: Miranda es Deporte