El Vitoria hace saltar las alarmas en Anduva (1-2)

208
Jon Irazábal fue titular en el penúltimo partido del campeonato regular

El Mirandés cedió la segunda plaza del campeonato a falta de una jornada para la conclusión tras perder por la mínima ante el Vitoria en el Municipal de Anduva (1-2). La afición despidió con silbidos a sus jugadores en señal de desaprobación por lo visto sobre el césped: un equipo al que le faltó mordiente arriba y seriedad en tareas defensivas durante gran parte del encuentro.

Los rojillos dominaron el ritmo del juego en los compases iniciales con posesiones largas ante una escuadra alavesa muy encerrada atrás. Hasta el minuto 31 no llegó el primer disparo a puerta. Álvaro Rey centró el cuero al área, Yanis cabeceó en primera instancia y Claudio Medina después envió el remate por encima del larguero. Acto seguido, el propio Rey se marchó por velocidad para alojar el balón en el marco con un potente tiro cruzado (1-0). El conjunto visitante empezó a merodear con peligro el área mirandesista.

Antes del descanso, Jaime percutió por banda izquierda para servir una pelota que se marchó alta por escasos centímetros con Limones ya batido. Con más pena que gloria concluyó un primer acto que parecía más un entrenamiento que un partido de competición. Nada más comenzar la segunda parte, grave error defensivo del Mirandés con una pérdida en el centro del campo que propició el tanto del empate. Limones no llegó a cortar el esférico y Obieta sólo tuvo que empujarlo a la red (1-1).

La afición despidió con silbidos a los suyos

El tanto sentó como un jarro de agua fría y, minutos después, Jaime Dios aprovechó un perfecto contragolpe para batir la meta rojilla y voltear el marcador (1-2). La entrada al campo de Rodrigo Sanz reactivó el ataque de los locales. El delantero navarro dispuso de las mejores ocasiones, pero se encontró con la respuesta de Jon Mikel bajo palos. En la recta final, el colegiado señaló pena máxima por manos de un defensor visitante. Álvaro Rey tuvo la opción de igualar el choque, pero su lanzamiento se estrelló en la madera para desesperación de la hinchada local.

La sangría pudo ser peor. Jaime tuvo la sentencia en sus botas, pero definió mal con todo a su favor. A la desesperada lo intentó el cuadro rojillo. Hugo Rama dispuso de la última oportunidad. Sin embargo, el gallego envió alto su disparo. Con este marcador, el Mirandés ya no depende de sí mismo para acabar la Liga en el segundo puesto. Ahora tendrá que ganar al Arenas que se juega la salvación y esperar la derrota de la Unión Deportiva Logroñés en Santander.

Mirandés: Limones; Paris, Melli, Sergio González, Jon Irazábal (Kijera, min. 68); Antonio Romero, Cerrajería; Álvaro Rey, Hugo Rama, Yanis (Rodrigo Sanz, min. 58); y Claudio Medina (Matheus, min. 58).

Vitoria: Jon Mikel; Kike Pina (Roger, min. 46), José Hernández, Álex Malón, Cipetic; Jaime Dios, Txaber (Ángel, min. 36), Atienza, Luis Lara; Xesc Regis y Obieta (Ríos, min. 75).

Árbitro: Ruiz Álvarez (comité asturiano). Amonestó en el bando local a Melli y Alvaro Rey; y por parte visitante a Kike Pina y Jaime Dios.

Goles: 1-0  Álvaro Rey, min. 32; 1-1  Obieta, min. 49; 1-2  Jaime Dios, min. 65

Incidencias: Encuentro correspondiente a la penúltima jornada de Segunda B disputado en el Municipal de Anduva ante la presencia de 1.984 espectadores.