Por menos se destituyó a Gonzalo Arconada

2481
Arconada fue destituido tras la jornada 18 (Foto: Marca)

Sensaciones preocupantes en el seno del Mirandés. La situación podría calificarse como normal con un equipo que se marca como objetivo la permanencia en la categoría de plata. Los rojillos se encuentran un punto por encima del descenso, algo que cualquiera firmaría a final de liga. Sin embargo, el ambicioso discurso de Carlos Terrazas siempre ha provocado cierto malestar entre un amplio sector de la afición, que prefiere mantener los pies en el suelo y consolidar el proyecto en Segunda.

Salvo en su primer año, en el que sustituyó a Gonzalo Arconada al frente del equipo, el técnico vizcaíno ha logrado la salvación en un campeonato muy exigente en el que se disputan 42 jornadas. Todo un logro para el club y la ciudad de Miranda. Lo realmente preocupante a estas alturas es el juego y la actitud mostrada por los jugadores en los últimos encuentros. Escasa claridad de ideas, futbolistas que apenas entran en contacto con el balón y veinte tantos encajados en trece partidos.

Mejores números de Arconada tras la jornada 13

Sin ser agoreros la temporada tiene cierta similitud con la campaña 2013/14. Gonzalo Arconada fue el encargado de asumir las riendas del equipo tras el paso de Carlos Pouso, que había conseguido ascender al equipo y poner en valor en nombre del Mirandés gracias a su fantástica actuación en la Copa del Rey.

El míster guipuzcoano llegó a situar líder al Mirandés en la cuarta jornada después de doblegar por la mínima al Real Madrid Castilla con el gol de Ruiz de Galarreta. Sin embargo, el cuadro rojillo entró en barrena. Pitidos y desaprobación en Anduva por el pobre juego precipitó la salida de Arconada tres compromisos antes de finalizar la primera vuelta de competición.

Carlos Terrazas, dirigiendo un entrenamiento
Carlos Terrazas, dirigiendo un entrenamiento

El Consejo de Administración decidió dar un cambio de rumbo a la situación apostando por la llegada de Terrazas, que desde entonces asumió a su vez el puesto de manager general. Los rojillos suman en la actualidad 15 puntos en su haber por los 18 que ostentaba en la misma jornada de hace tres temporadas.

El presidente Alfredo de Miguel siempre ha mantenido una fe ciega en la labor del entrenador bilbaíno, pero veremos cuál es la decisión que se toma si el guión continúa en la misma línea. Los primeros silbidos se hicieron notar en la última cita frente al colista Gimnástic. No se ha visto un ‘plan B’ para reconducir la situación. Terrazas ha efectuado numerosos cambios en sus onces iniciales en las últimas jornadas, sobre todo en la posición de mediocentro defensivo por la que ya han pasado tres futbolistas: Eguaras, Rúper y Álex Ortiz.

A pesar de emplear uno de los sistemas más ofensivos de la categoría, los rojillos acumulan cuatro derrotas consecutivas en las que no han anotado ni un solo gol, encajando un total de ocho dianas. Nunca antes en la etapa Terrazas se había percibido un cambio tan drástico en el rendimiento de la plantilla. El equipo está yendo de más a menos en el campeonato y toca reconducir la situación.