La experiencia del Iru-Bat impone su ley ante el Lantarón (3-1)

1512
Excesivo castigo para el Lantarón Regional ante el Iru-Bat

El marcador no refleja lo visto sobre el terreno de juego, pero en el mundo del fútbol es lo más importante. Las buenas sensaciones del Lantarón sólo fueron eso porque el Iru-Bat se llevó los tres puntos en juego en un compromiso que se decidió en los últimos compases (3-1).

En los minutos iniciales, ninguna de las dos escuadras consiguieron llegar con peligro al área rival. Los locales se adelantaron en una acción aislada. El portero Oteiza desbarató el remate en primera instancia, pero el cuadro vitoriano aprovechó el rechace para marcar. Antes del descanso, el Iru-Bat se quedó con un hombre menos.

A partir de ese momento, el Lantarón se convirtió en dueño y señor del partido. En una fantástica jugada de Jorge que colocó un medido pase a Asier llegó el empate. El jugador visitante resolvió a las mil maravillas para situar el cuero por encima del cancerbero que nada pudo hacer para evitar el tanto.

Parecía que el choque se decantaría a favor de los discípulos de Fernando Caubilla. Sin embargo, los alaveses sacaron petróleo en un centro por banda que acabó en el fondo del marco. E gol supuso un auténtico jarro de agua fría y, en la recta final, el Iru-Bat sentenció al contragolpe para sellar el 3-1 definitivo. “No refleja para nada los méritos que hicimos durante el partido. Nos enfrentamos a un equipo de gran experiencia con jugadores que incluso han militado en Segunda B. Aún así, plantamos cara y sólo se resolvió por pequeños detalles”, admite el técnico del Lantarón.