El Mirandés merece más botín ante el Reus (1-1)

1148
Sangalli realizó un buen partido ante el Reus (Foto: LFP)

Los merecimientos no lo son todo en el fútbol. No siempre gana el que mejor juega o mejores ocasiones tiene. Es lo que le sucedió al Mirandés en su compromiso frente al Reus en el Municipal de Anduva (1-1). Guarrotxena adelantó a los rojillos en la primera mitad, pero la ventaja se disipó en los instantes finales para decepción de todos los aficionados mirandesistas.

El partido no tuvo un dominador claro tras el pitido inicial. Ninguna de las dos escuadras se hacía con el control del balón. Las llegadas con peligro se fueron sucediendo en cada área. El primer acercamiento corrió a cargo del conjunto catalán. Mayor cabeceó demasiado desviado. Poco después, respondió el centrocampista local Eguaras que remató desde la frontal sin fortuna.

Cuando se cumplía el cuarto de hora de juego se produjo una doble ocasión para el bando rojillo. Ni Álex Ortiz primeros, ni después Eguaras acertaron a batir la portería defendida por Badia. Con el paso de los minutos se acrecentó el dominio del Mirandés que puso cerco al área visitante. Sangalli y Guarrotxena avisaron hasta que el delantero vizcaíno consiguió alojar el cuero en el fondo del marco. Gran disparo desde 30 metros que no encontró respuesta por parte del cancerbero visitante (1-0).

Guarrotxena anotó el único tanto mirandesista (Foto: LFP)

Antes del descanso, los pupilos de Natxo González se estiraron en busca del empate. Fran Carbía hizo emplearse a fondo a Roberto que detuvo su disparo. La escuadra mirandesista salió con mayores bríos en la segunda parte. La fuerte presión provocó numerosas pérdidas del Reus en su propio campo. De nuevo Guarrotxena pudo sentenciar el duelo. Sin embargo, el jugador vasco no encontró el premio del gol.

Vera y Álex García vuelven a vestir la elástica rojilla

El técnico local, Álvarez de los Mozos, refrescó al equipo dando entrada a Urko Vera que saltó al césped por un desgastado Sangalli. El burgalés decidió mantener la defensa con tres hombres. Circunstancia que terminó aprovechando el Reus para lograr el empate. El cansancio hizo mella y los catalanes se volcaron en busca del gol.

Silva y Mayor avisaron de que la igualada estaba cerca. Rápidamente actuó el míster rojillo, pero cuando el central Fran Cruz se encontraba junto al cuarto árbitro para ingresar en el césped llegó el tanto catalán. Querol cazó un balón en el segundo palo para batir la portería de Roberto. Todavía restaban siete minutos para la conclusión. Álex García entró en el campo con el objetivo de buscar una victoria ‘in extremis’.

Lo intentó el extremo vizcaíno con un remate que tampoco encontró el gol. En los últimos compases, Guarrotxena cabeceó con dirección a portería pero el remate se escapó por escasos centímetros. No hubo tiempo para más en Anduva. Reparto de puntos que ni mucho menos convence al Mirandés que necesita sumar de tres en tres para abandonar los puestos de descenso.

Mirandés: Roberto; Carlos Moreno, Álex Ortiz, Kijera; Maikel Mesa, Eguaras, Salinas (Javi Hervás, min. 76), Provencio (Alex García, min. 87); Sangalli (Urko Vera, min. 70), Guarrotxena y Álvaro Bustos.

Reus: Edgar Badia; Campins, Pichu Atienza, Babic, Ángel (Miguel García, min.79); López Garai (Guzzo, min.63), Ramón Folch; Querol, Carbia (Vitor Silva, min.63), Miramón; y Máyor.

Goles: 1-0  Guarrotxena, min. 36; 1-1  Querol, min. 83

Árbitro: Pulido Santana (comité grancanario). Sin tarjetas.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el Estadio Municipal de Anduva ante 3.123 espectadores.