Un Mirandés B herido recibe al Almazán en Ence

930
Mikel volverá a llevar las riendas del equipo en ataque

No es muy habitual vivir sobre el terreno de juego un arbitraje tan calamitoso. Es lo que le sucedió al filial rojillo en la última jornada frente al San José, cita que finalizó con dos expulsados: Javi Collado y Carri. Los pupilos de Jorge Martín vieron como la escuadra soriana cortaba su racha positiva de cinco encuentros sin conocer la derrota en un partido que quedará en la memoria de los jugadores mirandesistas.

La rabia contenida podría servir como estímulo en el siguiente compromiso que le medirá al Almazán en el campo de Ence (sábado, 16:15 horas). El cuadro local tratará de mantenerse en una cómoda posición en la tabla y, a poder ser, alejarse un poco más de los puestos de descenso. Para ello, el técnico rojillo deberá sustituir piezas claves en su equipo. Ayuso podría ser el elegido en defensa para suplir la ausencia del lateral vitoriano, mientras que Óscar Torregrosa podría debutar con el filial debido a la baja de Collado.

El Almazán, en tierra de nadie

No se prevé que pueda pasar apuros para salvar la categoría, pero tampoco tendrá opciones de luchar por disputar la fase de ascenso. El principal objetivo del Almazán es sumar el mayor número de puntos posible de aquí al final del campeonato. Los sorianos sólo han ganado fuera de casa un partido en el que derrotaron por 0-4 al Burgos Promesas 2000. Eso sí, hasta en siete ocasiones ha conseguido empatar lejos de su feudo y en campos tan complicados como el del Unionistas, Ávila o Tordesillas.

En la primera vuelta de la liga, Almazán y Mirandés B se repartieron los puntos tras igualar a dos en el estadio de La Arboleda. Diego Antón es la amenaza del conjunto visitante en tareas ofensivas. El delantero soriano ha marcado cuatro goles, aunque un centrocampista, Roberto Simón, es el máximo goleador del equipo con seis dianas.