El Bayas – Tudanca FS vuelve a perder por la mínima (5-6)

1175
El joven portero Juan está realizando una buena temporada

No levanta cabeza el equipo federado de fútbol sala, pero en todos los sentidos. Las bajas de jugadores importantes están siendo un tremendo lastre en el rendimiento de la escuadra rojilla a lo largo de la temporada. Si a ello le sumamos la falta de fortuna en los momentos claves hace que la situación se complique de cara a mantener la categoría en la Liga Vasca.

Quedan muchos puntos en juego y, en teoría, sólo desciende un equipo por lo que el margen de maniobra es grande. Lo que más preocupa es volver a recuperar a efectivos para afrontar con garantías el tramo final de la temporada. El Gora Bilbao ha sido el último en hurgar en la herida del Bayas – Tudanca (5-6).

El cuadro de Juan Antonio Sánchez se adelantó muy pronto en el marcador y gracias a un balón que, tras golpear en el cuerpo del portero visitante, se coló en el fondo del marco. Poco duró la alegría porque, dos minutos más tarde, empataron los vizcaínos con un disparo potente ante el que nada pudo hacer el meta Juan. El Gora Bilbao se puso por delante en un choque en el que no había un dominador claro en el juego.

Derrota frente al Gora Bilbao

Álvaro devolvió la igualdad al electrónico y, de nuevo, los locales se colocaron por delante con un gol de Agos que aprovechó la asistencia del autor de la segunda diana rojilla. Cuando sólo restaban cuatro segundos para la conclusión de la primera parte, el conjunto visitante empató el duelo con un tanto de vaselina que provocó el enfado del míster Juan Antonio Sánchez ya que su equipo no supo manejar la situación en los instantes finales.

Tras el descanso, Santa y Álvaro ampliaron la renta. Todo hacía presagiar que el triunfo caería del lado local, pero nada más lejos de la realidad. Muy pronto empataron a cinco los bilbaínos que, en la recta final, anotaron el tanto de la victoria. El bloque federado trató de igualar la contienda. Sin embargo, la suerte ya estaba echada produciéndose una nueva derrota. “Sólo pudimos contar con siete jugadores. Las lesiones están siendo el principal problema de toda la temporada. Al final no decidí poner portero – jugador porque no contábamos con los jugadores que suelen realizar este tipo de acciones. Nos jugaremos el todo por el todo ante el Atxurre Bakio dentro de 15 días”, apunta el técnico riojano.

El Eskoriatza será el próximo rival del Bayas – Tudanca. Un difícil escollo, pero el equipo debe ir mentalizado a tierras vascas para ofrecer batalla e intentar sumar tres valiosos puntos.