Más cerca del abismo (1-3)

1108
Urko Vera pelea un balón aéreo

Una nueva oportunidad perdida. Pasan las jornadas y, mientras el resto de rivales puntúan, el Mirandés ve más cerca el descenso a la división de bronce. Los rojillos cayeron de manera justa ante el Huesca, que demostró una gran superioridad desde el primer minuto (1-3). Ni el tanto de Urko Vera provocó la reacción del equipo.

Los visitantes saltaron con las ideas claras al encuentro, mucho más entonados que el cuadro rojillo. La presencia en las inmediaciones del área mirandesista era constante. El gol se veía venir y llegó demasiado pronto. Soriano metió un pase a la espalda de la zaga que Fran Cruz no acertó a despejar. Es más dejó el franca situación al delantero Vinicius que, tras regatear al Roberto en su salida, adelantó a los suyos (0-1).

El tanto hizo reaccionar al Mirandés que, a través de Guarrotxena, llevó el peligro a la meta defendida por Sergio Herrera. Sin embargo, las imprecisiones y el nerviosismo apareció sobre el césped con el marcador en contra. La grada también se impacientaba. Los primeros pitidos se hicieron notar en Anduva ante una afición que no veía ni actitud ni juego como para voltear el resultado.

Los discípulos de Anquela se encontraban muy cómodos. David López pudo ampliar la renta, pero su disparo se escapó por centímetros a la derecha del marco. El aviso se convirtió en realidad en una acción a balón parado. Mientras Vinicius reclamó un posible penalti, el propio exjugador del Athletic Club botó un saque de esquina. El central Carlos David, que cumplió su encuentro 100 con la camiseta azulgrana, cabeceó en área pequeña ante la pasividad de su par y, sobre todo, de Roberto que no se hizo fuerte en su parcela (0-2).

Provencio busca a Hervás en el centro del campo

Álvarez de los Mozos no esperó para mover el banquillo y, antes de concluir la primera parte, sustituyó a Salinas dando entrada a Sangalli. Guarrotxena varió su posición a la mediapunta. La situación empezó a ser dantesca. Roberto salió de su portería para evitar un contragolpe oscense. El canario se lió con el balón en los pies. El cuero cayó en posesión de Melero, mientras el meta rojillo tardaba en regresar a su puesto. El centrocampista visitante no pudo aprovechar un nuevo regalo.

Esperanza baldía

Antes del descanso, el Mirandés se metió de nuevo en el choque. Javi Hervás ejecutó un saque de esquina al corazón del área donde se elevó Urko Vera. El ariete vasco cabeceó a la red la pelota para devolver la emoción (1-2). Parecía que los rojillos saltaban al césped con otras intenciones en el segundo acto. Sin embargo, los azulgranas tuvieron varias opciones consecutivas para marcar el tercero. Roberto le ganó en el mano a mano a Ferreiro y, acto seguido, el portero canario se lució ante el lanzamiento de Melero.

Las ocasiones fueron claras. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Ferreiro remató desde la frontal, el balón tropezó en un defensor quedando franco para el disparo de Vinicius que, de nuevo, puso tierra de por medio (1-3). La tarde fue un cúmulo de despropósitos. Eguaras se ganó la expulsión al protestar en una jugada, cuando ya tenía una amarilla. Encima Urko Vera cayó lesionado con todos los cambios efectuados. A duras penas aguantó el delantero vizcaíno sobre el campo.

El Huesca controló a su antojo la contienda. Incluso bajó el pie del acelerador y no quiso hacer más sangre ante un Mirandés desquiciado que se precipita hacia la Segunda B sin remisión. Anquela hizo debutar al futbolista procedente del filial Javito que disputó los últimos minutos. Ambos equipos dejaron pasar el tiempo hasta que, con el pitido final, la desaprobación del respetable se hizo patente después de mal partido de sus pupilos.

Mirandés: Roberto; Quintanilla, Fran Cruz, Aurtenetxe; Eguaras, Provencio (Álvaro Bustos, min. 59), Salinas (Sangalli, min. 34), Javi Hervás (Pedro Martín, min. 59); Guarrotxena, Urko Vera y Álex García.

Huesca: Sergio Herrera, Jair, Carlos David, Aguilera (Bambock, min. 84), Ferreiro, Melero, Vinicius, Samu Sáiz (Javito, min. 89), Akapo, César Soriano y David López (Sastre, min. 76).

Árbitro: Medié Jiménez (comité catalán). Expulsó por doble amarilla al local Eguaras en el minuto 66. Además, amonestó en el bando local a Sangalli; y por parte visitante a Akapo.

Goles: 0-1  Vinicius, min. 4; 0-2  Carlos David, min. 27; 1-2  Urko Vera, min. 45; 1-3  Vinicius, min. 56

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 31 en Segunda División disputado en Anduva ante la presencia de 3.092 espectadores.