El Mirandés se acerca a Segunda B (0-1)

1397
Provencio lucha el balón en el centro del campo

Derrota por la mínima del Mirandés frente al Zaragoza en Anduva (0-1). El cuadro local mereció un mayor botín, pero el tempranero tanto de Ángel condenó a los rojillos que ven más cerca el descenso de categoría. Los maños tiraron de oficio para llevarse los tres puntos ante la decepción de la parroquia local.

Los discípulos de Pablo Alfaro comenzaron con mejor predisposición el encuentro. La movilidad inicial de Urko Vera puso en jaque a la zaga visitante. El delantero vasco se inventó un remate de chilena que no supuso ningún peligro para el cancerbero Ratón. Guarrotxena estuvo a punto de encontrar a Urko Vera en boca de gol. Sin embargo, el balón se paseó por área pequeña sin que encontrase rematador.

Superado el primer cuarto de hora, el cuadro aragonés se encontró con un gol que nadie esperaba viendo como había empezado el duelo. Ángel cazó una pelota procedente de la parte izquierda para batir la portería mirandesista de rebote (0-1). De nuevo tocaba remar a contracorriente y con el mínimo margen de error posible. El nerviosismo se apoderó de los jugadores locales que apenas merodeaban el área blanquiazul. Edu Bedia pudo ampliar la renta con un cabezazo que Roberto atajó por bajo.

El técnico rojillo no esperó ni siquiera al descanso y movió ficha en el banquillo para buscar la reacción. Sangalli ingresó en el césped en sustitución de Álex García. Antes el Zaragoza pudo sentenciar con una apertura de Zapater que encontró a Ros en el interior del área. El centrocampista visitante quiso regalar el gol a Ángel, que se encontraba en posición antirreglamentaria. El Mirandés buscó la igualada en el tramo final de la primera parte. El disparo de Guarrotxena se escapó por centímetros a la derecha de la portería.

Urko Vera pelea un balón aéreo

La última oportunidad corrió a cargo del cuadro maño. El lateral Iza robó un balón en campo propio y, tras alcanzar la frontal del área, realizó un disparo que se marchó desviado. No quedaba otra que meter una marcha más en busca de la remontada. Urko Vera tuvo en su cabeza el empate, pero no aprovechó el envío de Kijera desde el costado izquierdo. Poco después, Fran Cruz dispuso de otra magnífica opción en un saque de esquina. Su testarazo se fue alto por encima del travesaño.

Acoso sin premio

El conjunto rojillo manejó a su antojo el segundo acto ante una escuadra aragonesa, que se encontraba agazapada en busca de un certero contragolpe. Provencio probó fortuna con un remate desde la frontal, pero no puso en aprietos a Ratón que atrapó la pelota. Acto seguido, el portero zaragocista tuvo que intervenir con acierto tras un tiro raso de Guarrotxena con pierna derecha. El Mirandés lo intentó de todas las maneras posibles. Pablo Alfaro se jugó el todo por el todo en la recta final.

Ángel pudo sentenciar el choque, pero Kijera interceptó su disparo de manera providencial. Los rojillos merecieron un mejor resultado, pero ahora se acercan aún más al pozo de Segunda División B.

Mirandés: Roberto; Carlos Moreno (Pedro Martín, min. 85), Ruymán, Fran Cruz, Kijera; Rúper, Eguaras; Guarrotxena, Provencio (Fofo, min. 69), Álex García (Sangalli, min. 34); y Urko Vera.

Zaragoza: Ratón, Cabrera, Ángel, Javi Ros (Jesús Valentín. min. 77), Lanza (Samaras, min. 81), Marcelo Silva, Iza, José Enrique, Zapater, Edu Bedia (Cani, min. 66) y Pombo.

Árbitro: Arcediano Monescillo (comité castellano manchego). Amonestó en el bando local a Fran Cruz y Álex García; y por parte visitante a Ratón, Pombo y Cabrera.

Goles: 0-1  Ángel, min. 15

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 35 disputado en el Municipal de Anduva ante la presencia de 4.081 espectadores.