Sólo vale la victoria para seguir creyendo

1285
El Cristo Atlético se impuso en Ence en la primera vuelta

La empresa es complicada de por sí, no sólo por la situación que atraviesa el Mirandés B en la tabla sino también por el rival. El Cristo Atlético podría certificar el sábado su clasificación para la fase de ascenso si vence a los rojillos y tropieza su más inmediato perseguidor, el Almazán. Los pupilos de Jorge Martín tratarán al menos de abandonar los puestos de descenso directo, aunque los arrastres al Grupo VIII también le condenarían.

La escuadra rojilla acumula cinco encuentros sin marcar. La ausencia de gol ha sido la tónica predominante de la temporada. Un lastre que el equipo ha pagado caro, aunque se generaron ocasiones en la mayor parte de los encuentros. El filial llegará herido a la cita de la Nueva Balastera tras caer goleado en su visita a Villamuriel (sábado, 18:00 horas). El técnico mirandesista recupera al lateral Carri que cumplió un partido de sanción en la última jornada.

De más a menos

Se le está haciendo larga la temporada al conjunto palentino. El Cristo Atlético es, sin duda, el conjunto revelación por méritos propios. Nadie apostaba al inicio por el puesto actual que ocupa en la clasificación, pero los morados están a un paso de lograr un hito histórico para el club.

La irregularidad ha sido predominante en la segunda vuelta del campeonato. Sin embargo, los puntos obtenidos en la primera parte de la liga pueden ser suficientes para alcanzar la fase de ascenso. Diez partidos ganados, seis empates y una sola derrota es el balance que atesora el Cristo Atlético en su feudo. Sólo el Zamora fue capaz de llevarse los tres puntos.