Crónica de una muerte anunciada

1161
Los rojillos se despiden de la categoría de Plata (Foto: LFP)

Cinco temporadas ha durado el periplo del Mirandés por la Segunda División. Los rojillos han dicho adiós a la categoría tras perder frente al Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo (2-0). El doblete de Quique desequilibró la balanza en un duelo en el que los hombres de Pablo Alfaro no pudieron certificar con gol su dominio en los instantes iniciales.

Aún así, los andaluces trataron de arrinconar al cuadro rojillo en el comienzo. Nano probó fortuna desde 30 metros tras un rechace, pero el cuero se marchó ligeramente desviado. Los visitantes se asentaron sobre el césped. El arreón local apenas duró cinco minutos. El conjunto del técnico aragonés, que vio el choque desde la grada por sanción, se adueñó del esférico, aunque sin llegar a generar ocasiones claras.

El que sí acertó a batir la meta contraria en su primer disparo con peligro fueron el bloque almeriense. Antonio Puertas le ganó la espalda a Guarrotxena por banda derecha, Sergio Pérez despejó de forma defectuosa y el delantero Quique no desaprovechó la ocasión para batir de media chilena la portería del Mirandés (1-0). El tanto dio alas a los locales que buscaron el segundo para acercarse a la permanencia.

Pozo envía un peligroso balón al área (Foto: LFP)

Antes del descanso, el autor del gol tuvo en sus botas la opción de ampliar la renta. El Almería montó un rápido contragolpe tras un error en la entrega de Quintanilla. Sin embargo, el jugador vallisoletano lanzó flojo a las manos del cancerbero. Él solo puso en jaque a la defensa rojilla durante todo el encuentro. Nada más arrancar el segundo acto, Sergio Pérez evitó la sentencia al despejar el balón con el pie izquierdo.

Acoso almeriense

La entrada al campo de Fofo, que sustituyó a Carlos Moreno, propició un cambio de posiciones sobre el césped. Sangalli se ubicó como lateral derecho, mientras que Guarrotxena lo hizo por delante del donostiarra. Los rojillos se sacudieron el dominio local con un lanzamiento de Urko Vera, que obligó a Casto a despejar a córner. Sólo fue eso porque los locales dispusieron de varias ocasiones claras para marcar.

El portero vitoriano se convirtió en el héroe. Salvó por bajo el remate a bocajarro de Antonio Puertas, que había recibido dentro del área la asistencia de Fidel. Cuando el choque agonizaba, Quique aprovechó el envío del lateral Nano para asestar el golpe definitivo y mandar al Mirandés a la división de bronce (2-0).

Quedaban nueve minutos, los más eternos de la temporada. Incluso el Almería pudo hacer aún más sangre, mientras los jugadores asimilaban lo inevitable viendo como ha transcurrido el campeonato. Con el pitido final, la tristeza se apoderó de una plantilla que no ha dado la talla pese al buen arranque liguero. Ahora es tiempo de reflexionar y preparar con garantías la próxima campaña.

Almería: Casto, Motta, Morcillo, Joaquín, Nano, Borja, Azeez (Fran Vélez, min. 76), Fidel, Antonio Puertas (Corona, min. 90), Pozo (Kalu Uche, min. 83) y Quique.

Mirandés: Sergio Pérez; Carlos Moreno (Fofo, min. 46), Quintanilla, Fran Cruz, Kijera; Eguaras (Pedro Martín, min. 70), Rúper; Sangalli, Provencio (Álex García, min. 57), Guarrotxena; y Urko Vera.

Árbitro: Alberola Rojas (comité castellano manchego). Amonestó en el bando local a Fran Vélez; y por parte visitante a Fran Cruz, que acarrea suspensión.

Goles: 1-0  Quique, min. 28; 2-0  Quique, min. 81

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 40 en Segunda División disputado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo ante la presencia de 7.550 espectadores.