El Mirandés tira de oficio en Olaranbe (1-2)

1135
Borja Sánchez pugna el balón con Cipetic

Tocó ponerse el mono de trabajo en la visita a Olaranbe. El Mirandés remontó el duelo ante el Vitoria con los tantos de David Prieto y Cervero. El equipo mejoró sus prestaciones en el segundo tiempo para voltear el resultado en contra. El choque no pudo comenzar de peor forma para los intereses rojillos. El lateral Irazabal se sumó al ataque y sin pensárselo dos veces ejecutó un fuerte disparo que se coló por la escuadra derecha de la portería visitante (1-0). Un jarro de agua fría para los numerosos aficionados mirandesistas que se dieron cita en Olaranbe. Los pupilos de Pablo Alfaro reaccionaron. Areitio detuvo por bajo el disparo de Rúper desde la frontal del área.

Los locales volcaron el ataque por su banda zurda. Luis Lara puso en jaque a la zaga con sus internadas. Con muchos nervios vivió el encuentro el técnico aragonés desde su zona técnica. Nada claro lo veía Alfaro, que enseguida mandó a calentar a Camacho, Mario y Yanis. El gol llenó de confianza a los locales que buscaron aumentar su ventaja. Xesc Regis probó fortuna desde la frontal, pero su disparo tropezó en un defensor rojillo.

El Vitoria fue mejor en la primera mitad

La presión alta en la salida de balón del rival dio sus frutos a favor del Vitoria. Cualquier robo suponía peligro de gol sin que el cuadro rojillo apenas merodease el área rival. Limones atrapó por bajo el remate de Ángel López. El Mirandés mejoró en los instantes finales del primer tiempo, aunque sin generar ocasiones claras.

Otra actitud en el segundo acto

El cuadro rojillo saltó con otras intenciones tras el descanso. Yanis y Peláez ingresaron en el césped por unos desaparecidos Borja Sánchez y Eloy Gila, que apenas aportaron en el primer tiempo. El empate no tardó en llegar en una acción a balón parado que ejecutó con maestría Antonio Romero. El central David Prieto, novedad en el once inicial, se elevó por encima de los defensores para establecer la igualada (1-1).

El choque se calentó por momentos. Una acción en el interior del área acabó con la expulsión del local Cristian Moreno. El árbitro apreció agresión desde el suelo del central sobre David Prieto. Una decisión que enfadó y de qué manera al banquillo vitoriano. Minutos después llegó la jugada clave. Herrero Arenas señaló penalti por agarrón sobre Melli. Cervero asumió los galones y, engañando a Markel Areitio, puso por delante al Mirandés (1-2).

Con uno más sobre el césped pudo llegar la sentencia. Peláez ganó la línea de fondo en carrera, pero Jaime picó de cabeza en exceso el cuero que se marchó desviado a la derecha del marco. El Vitoria apenas inquietó la portería visitante en inferioridad. Los rojillos se mantienen en la zona noble de la tabla con 17 puntos en su haber.

Vitoria: Markel Areitio, Cipetic, Irazabal (Alain Ribeiro, min. 79), Cristian Moreno, Julen López, Sarriegi, Ángel López, Azkue, Xesc Regis, Etxaburu (Amebilia, min. 67) y Luis Lara (Ibargoien, min. 72).

Mirandés: Limones; Paris, David Prieto, Melli, Kijera; Antonio Romero, Rúper; Borja Sánchez (Yanis, min. 46), Eloy Gila (Peláez, min. 46), Jaime (Mario, min. 86); y Cervero.

Árbitro: Herrero Arenas (comité aragonés). Expulsó con roja directa a Cristian Moreno en el minuto 63. Además, amonestó en el bando local a Irazabal, Cipetic, Ángel López y Xesc Regis; y por parte visitante a Cervero y Yanis.

Goles: 1-0  Irazabal, min. 3; 1-1  David Prieto, min. 56; 1-2  Cervero (p.), min. 71