Declaraciones tras el Peña Sport 1-3 Mirandés

759
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Pablo Alfaro se mostró satisfecho con el juego desplegado en Tafalla que propició que el equipo rojillo se reencontrase con la victoria en el campeonato liguero: “No suele ser habitual marcar tan pronto. En los primeros segundos no se suelen marcar goles, ni se desean encajarlos. Nosotros hemos entrado muy bien al partido. Para el primer minuto ya ganábamos, pero le doy más importancia al segundo que al primero. La Peña Sport se ve con el 0-1, aunque con mucho tiempo por delante. Consiguen empatar, pero el segundo creo que les hace más daño. Tienes que volver a levantarte”.

El cuadro visitante supo adaptarse al maltrecho estado del césped que fue empeorando con el paso de los minutos. “Nosotros hemos contrarrestado su juego y lo hemos llevado a nuestro terreno. El césped estaba resbaladizo y generaba muchas dudas. Nos hemos adaptado, hemos controlado bien su empuje y si contamos la ocasiones hemos tenido cuatro en la primera y otras dos o tres claras en la segunda. Nos llevamos los puntos y revertimos la situación. Sumamos tres, pero también sabemos que es una victoria. Hay que tomarlo con la misma normalidad que cuando pierdes porque esto es fútbol”, mantiene el técnico aragonés.

Cuestionado sobre el bache que atravesó el equipo, Alfaro fue claro en su respuesta: “No estaba preocupado. Estaba inquieto porque estábamos acostumbrados más a ganar que a perder. En toda la primera vuelta sólo sufrimos dos derrotas y llevábamos tres partidos de la segunda con tres. No es habitual como a la Peña Sport jugar once partidos y perder los once y luego jugar ocho y no perder. Este deporte muchas veces es así de caprichoso. Hoy ha tocado revertir esa situación. Los puntos nos vienen de cine. Nos vamos muy contentos para Miranda, pero es sólo un partido más”.

Rodrigo Hernando, técnico de la Peña Sport

Por su parte, el míster local no entendía cómo su equipo saltó tan descentrado al césped de San Francisco: “Habíamos planteado el partido de manera acertada, pero ya nos ha pasado antes que salimos descentrados o no con toda la atención necesaria y eso nos cuesta muy caro. Hay que seguir adelante. Debemos aprender de los errores y continuar. El inicio ha sido algo loco. Esta categoría es muy complicada y tenemos que controlar muchas facetas. Yo he visto al equipo bien. Cuando hemos encajado los goles, dominábamos con posesión y ellos al final te meten el tercero y se te hace muy cuesta arriba. Aún así, la sensación es que la segunda parte hemos tenido más posesión, metido al Mirandés en su campo y eso hay que valorarlo porque no somos un equipo profesional”.

Hernando cree que su equipo generó ocasiones como para haber obtenido un mejor resultado: “Hemos fallado en saber que en el último tercio de campo hay que sacar centros o disparos desde fuera del área. Intentar finalizar las jugadas. Llegamos con cierta facilidad, pero en los últimos metros se nos oscurecen las ideas”.