Declaraciones tras el Arenas Club 1-1 Mirandés

1135
Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés

Cuentas, cuentas y más cuentas. Así está de caliente el Grupo II por la parte alta de cara a los últimos encuentros de la temporada. El Mirandés sumó un punto en su visita a Getxo, que puede o no ser valioso dependiendo de lo que mañana sucede en el duelo entre Real Unión y Sporting B en el Stadium Gal.

Pablo Alfaro reconoció que el equipo había sufrido ante el Arenas, que sólo ha perdido diez partidos en casa en las últimas seis campañas. “Sabíamos de la dificultad de venir a Gobela y la fortaleza del Arenas en su campo. Esta temporada sólo han perdido dos partidos y en seis años diez con play off y todo. Eso es menos de un encuentro por temporada. Es un equipo que le tiene tomada la medida al bote, las conducciones y los pases. Nosotros veníamos a por la victoria. Lo intentamos hasta el último instante, pero nos costó llegar y crear ocasiones. Sacamos un punto que obliga a los demás a hacer muchas cosas”.

No fue un encuentro vistoso por parte de la escuadra rojilla. A los pupilos de Alfaro les costó elaborar juego, sobre todo en la primera parte, aunque no se puede reprochar falta de actitud: “Los jugadores han dado todo lo que tenían. Cerramos la puerta a cal y canto del vestuario y ya hemos hablado de lo que tenemos que hacer a partir de mañana. El punto puede ser de oro. Nos ha costado entrar en el partido. Es la realidad. En este campo hay que tener las ideas claras. Te obliga a mucho más de lo normal”.

Jon Pérez Bolo recibió un merecido homenaje tras cinco temporadas en el club

Jon Pérez Bolo, entrenador del Arenas Club

Por su parte, el técnico local valoró el esfuerzo de sus jugadores que tutearon en todo momento al líder de la categoría. El cuadro rojinegro dispuso de las mejores ocasiones. Incluso una en el último suspiro con un remate en boca de gol que se marchó desviado: “Creo que el partido ha sido bonito para ver. Sabíamos que el Mirandés se jugaba mucho porque quiere seguir siendo líder. Nosotros salimos a intentar ganar el partido. Al final merece ganar el equipo que hace goles. Tuvimos ocasiones, pero nos las metimos. Ellos sólo tuvieron la del penalti. Estoy orgulloso por el trabajo que ha hecho el equipo”.

Bolo recibió antes del inicio del choque una placa conmemorativa tras cinco temporadas en el banquillo del Arenas. Se despide con el buen sabor de boca de un trabajo bien hecho, aunque expulsado en la última cita en su estadio: “Buena despedida no es porque el árbitro me ha expulsado sin hacer nada. Me voy muy triste porque es injusta. Después del partido esperé al asistente para saber su versión y me dijo que yo soy el máximo responsable del banquillo y que se había levantado, pero el árbitro me dijo que protesté en una jugada y me metí al campo. Que se pongan de acuerdo y que lo expliquen bien, pero me parece triste que sin decir nada me expulse en mi último partido en Gobela”.

Zona mixta

El centrocampista Roberto López ‘Rúper’ atendió a los medios informativos a la finalización del encuentro. El jugador navarro reconoce que el equipo sufrió por momentos, aunque admite que el punto puede ser valioso para conquistar el primer puesto liguero: “Nuestra intención era ganar y el equipo lo dio todo. La primera parte fue disputada, pero nos tocó ir a remolque. Después tuvimos nuestras oportunidades y metimos el gol de penalti. Este punto obliga al Real Unión a puntuar mañana ante el Sporting B. Nosotros hemos empatado y ahora toca ver que hacen los demás”.