Los errores se pagan caros en Son Moix (3-1)

581
Los rojillos deberán remontar en Anduva si quieren lograr el ascenso (Foto: Marca)

El Mirandés sigue vivo en la eliminatoria por el ascenso tras disputar su primer partido en Mallorca, un rival que puso de manifiesto su tremenda pegada para aprovechar los regalos visitantes. Al descanso el resultado era de 2-0, pero cuando mejor jugaban los rojillos llegó el tercero. Menos mal que ‘Pito’ Camacho acertó a marcar en una buena acción por banda de Paris y la posterior dejada de Cervero. Un gol que vale su peso en oro para el duelo que se jugará en Anduva el próximo fin de semana.

El comienzo del partido no pudo ser peor. Cuando todavía no se habían disputado ni los dos primeros minutos de juego, Lago Junior perforó la meta de Limones (1-0). Una jugada de Sastre acabó en las botas del atacante marfileño que, sin pensárselo, disparó ajustando el balón a la cepa del poste derecho. El Mallorca siguió a lo suyo. Quería más y, con esa intención, siguió apretando en busca del segundo. La presión que ejerció sobre la salida de balón bloqueó al cuadro mirandesista y Salva Sevilla demostró que llegó para eso, para mandar y para llevar el ritmo del partido a su antojo.

El segundo llegó tras un lanzamiento de córner y el posterior remate del central Raíllo, que se elevó por encima de Undabarrena (2-0). Existió falta sobre el centrocampista vizcaíno, pero el colegiado no apreció la infracción. A partir de ese momento, los pupilos de Pablo Alfaro despertaron aunque sin fuerza como para poner en aprietos a los bermellones en tareas defensivas. Sólo Cervero pudo marcar en una acción en la que el delantero asturiano remató como pudo la pelota. Reina tuvo que emplearse a fondo para despejar el remate.

Lago Junior celebra el primer gol (Foto: Marca)

Al Mirandés no le quedó otra que meter una marcha más en la segunda parte. De nuevo Cervero tuvo una buena ocasión, pero Reina estuvo atento para desbaratarla. Ese paso al frente de los visitantes dejaba huecos atrás  y así fue. Cuando más insistían llegó el tercero del bloque balear. Aridai de cabeza, libre de marca, dejó sentenciado el partido y casi la eliminatoria. El canario aprovechó un centro de Álvaro Bustos para anotar el tercero (3-0). Son Moix era una fiesta. Se imaginaba ya a su equipo en Segunda División, pero el Mirandés no había dicho su última palabra.

Tanto apretaron los rojillos que llegó el premio. ‘Pito’ Camacho, que reactivó el ataque tras el descanso, batió a Reina después de una buena acción colectiva que dio inicio en banda derecha con la subida de Paris. Cervero dejó pasar el cuero y el ariete no falló para devolver la esperanza al Mirandés. Los últimos minutos fueron un quiero y no puedo de los visitantes. Circunstancia que estuvo a punto de aprovechar el Mallorca a la contra con dos ocasiones que no fructificaron. Todavía quedan noventa minutos de juego y no todo está perdido. El gol de Camacho abre opciones y torres más altas han caído en el feudo mirandesista.

Mallorca: Reina; Sastre, Raillo, Xisco Campos, Bonilla; Pedraza, Aridai (Cano, min. 70), Salva Sevilla, Álex López (Ndi, min. 84); Abdón Prats (Álvaro Bustos, min. 57) y Lago Junior.

Mirandés: Limones; Paris, David Prieto, Melli, Kijera; Undabarrena, Llorente (Peláez, min. 60), Rúper (‘Pito’ Camacho, min. 65); Yanis (Igor Martínez, min. 73), Borja Sánchez y Cervero.

Árbitro: Alemán Pérez (comité canario). Amonestó en el bando local a Salva Sevilla y por parte visitante a Rúper, David Prieto y Undabarrena.

Goles: 1-0  Lago Junior, min. 2; 2-0  Raíllo, min. 23; 3-0  Aridai, min. 63;
3-1  ‘Pito’ Camacho, min. 74

Incidencias: Encuentro correspondiente a la eliminatoria de campeones por el ascenso que se celebró en Son Moix ante la presencia de 13.780 espectadores.