En busca del engranaje perfecto

687
Álvaro Rey, en un momento del último entrenamiento

Con cuatro puntos de 12 posibles en Anduva, Borja Jiménez sigue buscando el engranaje perfecto que permita al Mirandés sumar la primera victoria de la temporada en casa. El último encuentro frente al Real Unión deja dos versiones del equipo. En la primera se deben tener en cuenta los veinte minutos iniciales en los que los rojillos se vieron con dos goles por detrás en el marcador; y en la segunda, el juego desplegado con numerosas llegadas por banda e incluso por dentro para dar la vuelta al resultado.

El cuadro mirandesista realizó un total de 28 remates a portería por tan sólo cuatro del rival, pero ello no se tradujo en el primer triunfo como local. Algo que también sucedió en anteriores citas contra Barakaldo y Sporting B. Por el contrario, los de Anduva han sumado diez puntos de doce a domicilio. Sólo empató en la primera jornada liguera ante el Izarra para después superar a Cultural de Durango, Langreo y Calahorra.

Sergio González se ejercitó en solitario una parte del entrenamiento

La visita de este sábado a Lezama pondrá a prueba al Mirandés. El Bilbao Ahtletic no conoce la derrota en su feudo, aunque encadena tres tropiezos consecutivos desde que se situara al frente de la clasificación. Los pupilos de Gaizka Garitano ahora ocupan la cuarta posición tras perder por la mínima el derbi con la Real Sociedad B.

Jiménez espera tener a su disposición a todos los jugadores para el duelo del fin de semana, a excepción del lesionado ‘Pito’ Camacho. El central Sergio González, que se perdió el encuentro ante el cuadro irundarra, se ejercitó en solitario durante algunos minutos en el último entrenamiento. Los jugadores del filial Zunzu y Rodri estuvieron presentes en la sesión.