El caso Cervero se cierra, pero sigue coleando

366
Cervero celebra uno de los goles conseguidos en la pasada temporada (Foto: Marca)

Versiones contradictorias las que se ofrecen tras la resolución definitiva del caso Cervero. Según nuestros compañeros de Burgos Deporte, el Club Mirandés ha sido condenado a indemnizar al delantero asturiano tras aceptar el cuadro rojillo la improcedencia del despido que se produjo el pasado 31 de agosto de 2018. La entidad que preside Alfredo de Miguel ha procedido al pago de los meses de salario que Cervero solicitó en su día y que se suman a los dos meses que el jugador ya había cobrado antes de su salida.

Las dos partes fueron citadas ante el juez el pasado lunes 28 de enero. Diego Cervero, defendido por Nacho Álvarez-Buylla, tuvo como testigos al excapitán del Mirandés David Prieto y al también excapitán del Oviedo Esteban. Su abogado solicitó igualmente que se transcribieran las reuniones, previamente grabadas, mantenidas entre el futbolista y el club antes de la decisión de su despido.

En el juicio, el Mirandés se echó atrás en sus pretensiones. Renunció a la demanda por rescisión unilateral del contrato y reconoció la improcedencia del despido, aceptando el pago de tres mensualidades al futbolista asturiano. El abono ya ha sido realizado, admite el delantero asturiano. El caso, por lo tanto, queda cerrado.

Comunicado del Mirandés

Por su parte, el club rojillo ha manifestado a través de un comunicado que, en ningún caso, las partes implicadas se vieron ante el juez ya que el proceso se resolvió en acto de conciliación. Tras el proceso de negociación llevado a cabo, el futbolista reconoció la veracidad de los hechos ocurridos y que le fueron imputados en su carta de despido.

El ariete ovetense solicitó en su demanda el pago de toda la anualidad de su contrato, que alcanzaba los 87.000 euros. No obstante el club, con el ánimo de buscar una solución, consideró acordar con el jugador el pago de dos mensualidades, es decir 16.000 euros. “Puntualizados los detalles reales, más allá de intereses que lo único que buscan es tergiversar la verdad, el Mirandés da por cerrado el caso convencido de que la decisión tomada el pasado verano solo tenía este final”, se resalta en el comunicado.