“El campo estaba mal, pero no hay que poner excusas”

290
Cerrajería volvió a ser titular

El centrocampista del Mirandés Galder Cerrajería regresó a la que es su casa futbolística. El jugador vizcaíno, que regresó a la titularidad, lamentó la oportunidad desperdiciada para mantenerse al acecho del líder y abrir brecha con algunos de los perseguidores: “Al final también hay un equipo enfrente. El Barakaldo apretó y marcó su gol. Para nuestra forma de jugar, el campo estaba mal pero no hay que poner excusas. El equipo estuvo bien y fue una pena no llevarnos los tres puntos. Nosotros tenemos que mirarnos a nosotros mismos. Los de arriba algún partido pincharán”.

El Barakaldo aprovechó un error en la salida de Limones para marcar el tanto del empate. Los gualdinegros apretaron en la recta final ante un Mirandés que no supo cerrar el partido: “Por experiencia propia lo sabía. Aquí se aprieta muchísimo porque meten balones al área y en tema de estrategia son un equipo muy fuerte. Creo que debemos seguir así porque se hizo lo que debía hacer en este campo”.

Cerrajería regresó a la que es su casa futbolística, aunque algunos no le perdonan su salida del club: “Fue un partido especial porque volví a la que fue mi casa durante cuatro años. Me quedo con un sabor amargo porque no nos llevamos los tres puntos. Creo que el equipo estuvo a buen nivel y lo dio todo sobre el césped. Cuando he estado bien, he jugado pero aquí somos 20 en plantilla y es caro jugar”.

Fuente: Miranda es Deporte