“No podemos considerarlo como positivo porque somos el Mirandés”

685
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez dio por bueno el punto en su primera reflexión tras lo acontecido en los minutos finales del choque ante el Real Unión en el que los locales estuvieron cerca de marcar: “Hemos estado casi más cerca de perderlo que de ganarlo, aunque nosotros no podemos considerar un punto positivo. Somos el Mirandés y tenemos que intentar ganar cada fin de semana”.

Al cuadro rojillo le costó generar ocasiones de peligro en el primer período. Aspecto que no había sucedido en los últimos encuentros: “En la primera parte hemos estado muy imprecisos y nos ha costado muchísimo entrar en el partido. No lo hemos entendido bien. Igual que otros días sí somos capaces de hacer una buena lectura, hoy nos estaba costando más. Creo que la segunda parte con los cambios hemos sido muy dominadores. Es verdad que en el último tercio no estábamos tan precisos como otros días y eso nos ha costado un poco el no poder llegar a línea de fondo”.

El técnico abulense reconoció en su comparecencia ante los medios informativos que ahora es más difícil ganar fuera de casa porque todos los equipos aprietan para conseguir sus objetivos de la temporada: “En la segunda parte hemos dominado casi todo, excepto los últimos cinco minutos donde teníamos un jugador menos. Está claro que en Segunda B cuando se acerca el final de competición cada vez es más difícil ganar a domicilio porque todo el mundo se está jugando algo”.

Domínguez también valoró el choque

Juan Domínguez, técnico del Real Unión

Por su parte, el míster local destacó el buen hacer de sus pupilos que estuvieron cerca de superar al Mirandés en la recta final: “Se puede decir que el equipo ha hecho un esfuerzo enorme y que ha hecho un gran partido en líneas generales ante un gran equipo como es el Mirandés. Creo que les hemos complicado mucho. Los chicos han peleado hasta el final, han hecho un trabajo formidable, han hecho muchas ocasiones y no las hemos podido meter, pero es lo que tenemos que hacer. Seguir creyendo y tener la sensación de que estamos cerca de la victoria”.

El punto es positivo para los guipuzcoanos que luchan por conseguir la permanencia en la categoría: “Con la situación en la que estamos, hacer el partido que hemos hecho ante el Mirandés, creo que es una pasada por parte del grupo. Teníamos bajas y es para quitarse el sombrero. Es a lo que tenemos que agarrarnos para sentir que estamos cerca de la victoria y que vamos a terminar muy bien la temporada. Después de 27 jornadas está claro que si estás ahí es porque has hecho los puntos para estar ahí. No es excusa, pero sí tengo la sensación de que podíamos llevar algún punto más”.