El Mirandés gana con lo justo a la Gimnástica (1-0)

296
Hugo Rama controla el balón en una acción de ataque

Victoria por la mínima del Mirandés en un mal encuentro ante la Gimnástica de Torrelavega (1-0). Los rojillos no estuvieron acertados durante los noventa minutos y lo más importante es que los puntos se quedaron en casa gracias al solitario tanto de Claudio Medina en el inicio de la segunda parte. La escuadra cántabra planteó un partido físico en el que el orden defensivo debía ser la clave del éxito. Los once futbolistas que dirige el asturiano Damián Mori se situaron en su propia parcela del campo para tratar de frenar las acometidas rojillas.

No ocurrió nada destacable en 24 minutos hasta que llegó la acción que marcó el devenir de la contienda. Alberto cometió una clara falta sin opción de disputar el balón sobre Hugo Rama. El centrocampista gallego se revolvió recriminándole la acción. Varios futbolistas se enzarzaron en un rifirrafe y Alberto acabó expulsado de forma inocente al propinar un manotazo sobre el rostro de Kijera.

La Gimnástica debía apelar casi a la épica para lograr un resultado positivo. Si con once el equipo se encontraba replegado, con diez con más motivo en busca de un contragolpe certero que acabase en gol. Aún así, los rojillos no estaban nada cómodos. Los pupilos de Borja Jiménez cometieron un sinfín de imprecisiones en la zona de creación y, por lo tanto, no se producían acercamientos peligrosos ante el marco defendido por Álex Ruiz.

Jon Guridi en una acción de la primera parte

Espeso, muy espeso, estuvo el Mirandés en una primera mitad que la escuadra local tiró por la borda sin lanzar entre los tres palos. Los locales saltaron al césped con otras intenciones tras el descanso. A poco que subió el ritmo en velocidad e intensidad, que no fue demasiado, la cosa cambió. Avisó Hugo Rama con un disparo mordido que se fue a córner después de tropezar en un defensor. La advertencia se convirtió en realidad poco después. Kijera percutió por banda izquierda para servir el cuero a Claudio Medina que, con un toque sutil con pierna izquierda, perforó la portería cántabra (1-0).

Con la entrada del delantero Matheus varió el sistema mirandesista a un 4-4-2, pero no hubo ninguna mejoría. Es más, Cusi tuvo la opción de empatar con un lanzamiento desde la frontal del área que Limones atrapó con dificultades en dos tiempos. Acto seguido, Kijera ejecutó un libre directo que encontró la respuesta por bajo de Álex Ruiz. El partido entró en la recta final y por Anduva sobrevolaban los fantasmas de las últimas citas. El equipo blanquiazul volvió a disponer de una buena aproximación con una internada de Giovanni. Su envió al área pequeña lo sacó ‘in extremis’ Álvaro Bravo cuando Vitienes estaba con la caña preparada para marcar.

La Gimnástica lo intentó al final con más corazón que cabeza ya que el juego desplegado dejó mucho que desear en un equipo que busca la salvación y ante un rival de la parte alta que no tuvo su tarde. Alberto, Víctor y Primo se perderán la trascendental cita cántabra de la próxima jornada contra el Arenas. Por su parte, el Mirandés amplía su ventaja con el tercer clasificado en cuatro puntos.

Mirandés: Limones; Paris, Melli, Sergio González, Kijera; Álvaro Bravo, Hugo Rama; Álvaro Rey, Jon Guridi (Matheus, min. 54), Yanis (Rodrigo Sanz, min. 69); y Claudio Medina (Cerrajería, min. 81).

Gimnástica de Torrelavega: Álex Ruiz, Fer, Fermín, Ramiro, Cristian, Cusi, Víctor, Palazuelos (Dani Salas, min. 65), Primo (Giovanni, min. 58), Alberto y Leandro (Vitienes, min. 70).

Árbitro: Etayo Herrera (comité vasco). Expulsó con roja directa al jugador de la Gimnástica a Alberto en el minuto 24. Además, amonestó en el bando local a Hugo Rama y Kijera; y por parte visitante a Fermín, Camus, Víctor, Primo y Cristian.

Goles: 1-0  Claudio Medina, min. 53

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 30 de Segunda B disputado en el Municipal de Anduva ante la presencia de 2.259 espectadores.