“Es un partido de 180 minutos y quedan 90 en Anduva”

504
Borja Jiménez, entrenador del equipo rojillo (Foto: CD Mirandés)

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez admitió en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva Wanda que a su equipo le faltó profundidad para generar más ocasiones de peligro ante el marco rival: “No sé si es un buen resultado o no. El equipo ha estado bien. Ha faltado profundidad en los últimos metros, pero creo que nos hemos comportado bastante bien con balón, muy bien sin balón, nos hemos ajustado en algunas cosas que veníamos haciendo mal en las últimas semanas. Estoy contento con el trabajo de los chicos y con la ilusión de que se ha a decidir todo delante de nuestra gente en Anduva que ya sabemos lo que significa eso”.

Sobre si es optimista en la eliminatoria comentó que “sabíamos que iba a ser un partido de 180 minutos. Independientemente de lo que pasara hoy, íbamos a tener la vuelta en 7 días para bien o para mal. Lo hemos hablado bastante durante la charla, que el partido no acababa hoy, que termina ante nuestra gente y será un plus para nosotros. El desplazamiento de hoy ha sido increíble. Al sol desde las 11 de la mañana. Se te ponen los pelos de punta cuando les ves cómo animan, es increíble”.

Respecto al tipo de partido señaló que “planteamos un partido muy táctico y los encuentros tácticos muchas veces son aburridos para la gente. Ha habido pocas ocasiones, eso quiere decir que los dos equipos estaban muy bien trabajados. Nos queda la vuelta en Anduva, que me llena de esperanza, de poder estar a la altura de la afición”.

Fernández valoró el encuentro (Foto: Mundo Deportivo)

Óscar Fernández, técnico del Atlético de Madrid B

Por su parte, el míster del filial rojiblanco valoró el choque de la siguiente manera: “Hemos salido de forma descarada en la primera parte. Ellos no han generado nada en los primeros 25 minutos. Los hemos sorprendido por las bandas, teníamos un plan previsto y lo hemos llevado a cabo pero enfrente hay un gran Mirandés. Luego se ha igualado todo más. Ellos quizás mejor con balón y a nosotros nos costaba y cuando corríamos no nos dejaban porque hubo muchas faltas y demasiada permisividad”.

Además añadió que “somos un filial que demuestra madurez. Quedan 90 minutos más. La eliminatoria está al 50% y viendo nuestros números fuera de casa nos invita a ser optimistas, pero va a ser complicado. Es una eliminatoria divertida y me ha parecido un partido para ver, estudiar y sacar muchas cosas”.