“No sufrir era impensable a estas alturas de competición”

325
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

El entrenador del Mirandés Borja Jiménez se mostró satisfecho tras el esfuerzo realizado por sus jugadores que se vieron obligados a remontar el gol inicial del Atlético de Madrid B. El conjunto rojillo tiró de orgullo para voltear el resultado y lograr su clasificación para la segunda eliminatoria del play off de ascenso: “Estaba claro que a las alturas de competición en las que estamos, no sufrir era impensable y más ante un equipo como el Atleti que nos metió en complicaciones. Sabíamos que harían falta dos goles porque es un rival que te obliga a estar juntos. A partir de ahí teníamos claro que había que dar una vuelta a todo y al descanso se lo transmitimos a los jugadores”.

El míster abulense fue franco con sus futbolistas en el descanso y, a partir de ahí, se creó el clima de la remontada final: “Les dije que podían ser los últimos 45 minutos de todos y había que dejarse los huevos. Teníamos una afición que ha estado a un nivel increíble apoyándonos desde el calentamiento. Ellos marcaron el segundo gol y el cuento ha tenido un final feliz”.

Pasaron muchas cosas sobre el césped de Anduva. La afición fue determinante. Pese al mazazo del tanto recibido siempre creyó en la remontada de los suyos. “Con 0-1 que fuera locura. Cuando estás por debajo tienes que dar golpes. Intentar ir con todo hacia delante y que las opciones que tuvieran ellos las esquiváramos. En la segunda parte necesitábamos descontrol y que pasaran cosas. La primera eliminatoria es muy complicada por todo lo que significa, pero ahora debemos seguir trabajando”, apunta Jiménez.

Cuestionado sobre el próximo compromiso ante el Recreativo, simplemente se limitó a argumentar que se debe primero disfrutar de este momento para, a partir de mañana, preparar la siguiente eliminatoria ante el campeón del Grupo IV: “Es el siguiente rival. Jugaremos aquí primero y el campo estará lleno. Iremos al Colombino a jugar ante 20.000 personas. Será una eliminatoria bonita, pero hay que descansar. Sabíamos que cualquier rival sería complicado. Empezamos 80 equipos y sólo quedan 8”.

Fernández destacó el buen papel de sus jugadores durante toda la temporada

Óscar Fernández, técnico del Atlético de Madrid B:

Por su parte, el míster del filial sólo tuvo palabras de agradecimiento para su plantilla que ha realizado una magnífica temporada en el Grupo I. A su juicio sólo faltó poner la guinda al pastel sobre el césped de Anduva cuando el rival estaba sobre la lona: “Lo primero felicitar al Mirandés. Esto es un juego de aciertos y no de merecimientos. En el cómputo general de la eliminatoria estuvimos bien. Es cierto que salimos temerosos en la segunda parte y en una acción desgraciada llegó el penalti. Nos faltó acierto. He visto un Atleti que lo tenía claro. Defendimos bien su ímpetu, pero una jugada absurda nos penalizó”.

Fernández cree que la entrada de Claudio Medina hizo recular algo a los suyos en el arranque de la segunda mitad que a la postre marcó el devenir posterior del encuentro: “Creo que hoy aquí había un equipo de niños que ha generado, ha creído y hasta la última ocasión la tuvo con el tiro de Montero que sacó Limones. Nos vimos también en la primera, nos vimos algo parados. Nos generaron problemas en banda derecha y sobre todo con la entrada de Claudio. No tengo nada que reprochar a mi equipo. Hicimos un plan y lo llevamos a cabo”.

 

El Atlético B dispuso de oportunidades como para haber decantado la eliminatoria a su favor, pero la suerte le fue esquiva en los metros finales: “Volvíamos a tener ese empuje al reforzar el centro del campo. Tuvimos varias opciones de tiro, pero no hay que darle más vueltas. Me voy muy orgulloso con el trabajo de mis chicos”.