Paris Adot, ¿de qué planeta viniste? (1-1)

438
Todos dedicaron el pase a Hugo Rama (Foto: CD Mirandés)

Cuando las fuerzas flaquean siempre aparece para dar un último impulso a los suyos. Da igual el rival y el escenario porque a Paris Adot le sobran pulmones para clasificar al Mirandés, que luchará por el ascenso a Segunda tras empatar ante el Recreativo de Huelva en el Nuevo Colombino (1-1). El planteamiento de Borja Jiménez fue exquisito en el primer tiempo. Sólo un tanto de la nada del Decano igualó la eliminatoria, pero los rojillos no perdieron la cabeza y el lateral navarro certificó el pase con un ajustado disparo a la cepa del poste izquierdo que hace soñar con el retorno.

La igualdad con la que se desarrolló la primera parte era una buena situación y un buen síntoma para el equipo mirandés, que supo controlar la situación a su antojo. Primero porque le permitía conservar la ventaja del partido de Anduva; y segundo porque los pupilos de Borja Jiménez demostraron que ni el ambiente ni la teórica superioridad de un campeón de grupo les iba a hacer arrugarse.

El primer cuarto de hora fue claramente visitante. El Mirandés saltó al terreno de juego con las ideas muy claras, hasta el punto de que anuló cualquier atisbo de salida en tromba de los albiazules y tuvo más posesión de balón. Los onubenses se mostraron muy nerviosos en esta fase de encuentro. Guridi pidió penalti por unas supuestas manos de Iván González, que se marchó lesionado del terreno de juego en el ecuador de este primer tiempo.

Gran planteamiento de Jiménez

El Decano tardó casi 20 minutos en intentar atacar. La primera vez que pisó área contraria también pidió una pena máxima por manos en una jugada embarullada. En realidad, el juego fue casi siempre atropellado. Nadie tuvo ideas en ataque. Un remate de cabeza de Caye Quintana muy desviado en el minuto 21 fue el único acercamiento con algo de peligro. El desasosiego del Recre y la paz con la que vivía el Mirandés dejó un primer acto nulo y huérfano de ataques en todos los lances ofensivos.

La necesidad empujó al Recreativo en la segunda parte. Salmerón apostó por Iago Díaz para abrir el carril izquierdo del Mirandés. Desde el inicio se vio a un Decano más responsabilizado con el balón, aunque igual de dubitativo que en el primer tiempo. Esta circunstancia coincidió con un paso atrás del conjunto rojillo. Así se explica que los del Nuevo Colombino empataran la eliminatoria en el minuto 64 en una acción sin aparente peligro. Álvaro Bravo perdió el balón en una zona peligrosa y Iago Díaz encontró a Caye Quintana en el interior del área. Su remate de primeras lo salvó Limones. Sin embargo, el propio goleador albiazul convirtió el rechazo en gol, ahora con la cabeza (1-0).

El Mirandés se levantó con celeridad para retomar el control en un estadio caldeado. Aun así, la siguiente gran oportunidad volvió a ser de los locales, ya con Rodrigo Sanz en el campo para frenar al Decano. El equipo de Salmerón jugaba ahora con más espacios. Tropi se marcó una carrera de 70 metros con el balón controlado y cedió a Caye Quintana, que estaba vez disparó fuera.

La alegría se desató en el banquillo rojillo con el tanto de Paris

El partido se rompió y el cansancio comenzó a condicionar las acciones, sobre todo en posiciones defensivas. En estas circunstancias, ambos conjuntos firmaron asegurarse 30 minutos más en la competición. La posibilidad de prórroga parecía que se veía con buenos ojos en los dos lados. Se vio en cada saque de banda o puerta en los últimos minutos.

Pero la tregua la rubricaron todos menos uno, Paris Adot, héroe final de la eliminatoria para el Mirandés. Con los tres cambios realizados, se lesionó Víctor Barroso, que dejó hueco en banda derecha. Lo vio Paris, que hizo un eslalon antes de rematar con la zurda ajustado al palo (1-1). Marc Martínez la vio ya dentro y la locura se desató entre las decenas de seguidores desplazados a Huelva desde Miranda de Ebro. Era el minuto 91, sin tiempo para que el Recre marcara dos tantos. Ahora espera el Atlético Baleares.

Recreativo de Huelva: Marc Martínez; Pina, Iván González (Pablo Andrade, min. 23), Valentín, Diego Jiménez; Tropi, Llorente (Iago Díaz, min. 53); Borja Díaz, Quiles (Marc Caballé, min. 81), Víctor Barroso; y Caye Quintana.

Mirandés: Limones; Paris, Odei, Sergio González, Kijera; Álvaro Bravo; Antonio Romero, Cerrajería (Rodrigo, min. 73), Jon Guridi; Yanis (Álvaro Rey, min. 56) y Matheus (Claudio Medina, min. 93).

Árbitro: Sánchez López (comité murciano). Amarillas a los locales Pina (40′), Tropi (44′) y Pablo Andrade (67′) y a los visitantes Sergio (42′), Kijera (68′), Limones (76′) y Paris (92′).

Goles: 1-0 Caye Quintana, min. 64; 1-1 Paris, min. 91

Incidencias: Estadio Nuevo Colombino de Huelva. Unos 19.000 espectadores.