El Mirandés no quiere que se dé una nueva remontada sonada

662
Rodrigo Sanz (Foto: CD Mirandés)

A lo largo de esta temporada se han producido grandes remontadas que en un principio parecían imposibles. La última se produjo el pasado fin de semana en Palma de Mallorca, ciudad en la que el Mirandés buscará este domingo el ascenso a Segunda División. El Mallorca levantó un 2-0 en contra del choque de ida frente al Deportivo de la Coruña para lograr el retorno a la máxima categoría.

El Barcelona también vio como el Liverpool se clasificaba para la final de la Champions League tras remontar un 3-0 en contra. Partidos que estarán presentes en la plantilla y cuerpo técnico rojillo. “Llevamos un buen resultado sí, pero que a nadie se le olvide que todavía no hemos hecho nada. Afrontamos el partido como uno más. Así lo llevamos haciendo durante todo el play off. La ilusión del ascenso está ahí, como la hemos tenido todo el año”, mantiene el extremo Rodrigo Sanz.

El equipo mirandesista ya prepara el encuentro de vuelta que se jugará en el campo de hierba artificial de Son Malferit: “Intuyo un partido de mucha disputa, pelea e intensidad. Sabemos que el Baleares propondrá mucho juego aéreo porque conocemos cómo juegan allí y conozco a su entrenador. Además de los físico está claro que el plano mental es fundamental. Tenemos muchas ganas de que llegue el domingo. No hay ansiedad. Lo afrontamos con mucha tranquilidad”.