“El camino fue difícil y ahora debemos disfrutar de lo conseguido”

464
Borja Jiménez, entrenador del Mirandés

Borja Jiménez sufrió de lo lindo como todos los aficionados que se dieron cita en Son Malferit o vivieron el encuentro a través de la televisión en Miranda. El técnico rojillo reconoció temer por el ascenso después de que el Baleares remontará el tanto inicial de los visitantes en la segunda mitad: “Teníamos mentalmente muy trabajado a lo largo de la semana que íbamos a sufrir porque el Baleares genera muchas situaciones de desconcierto en el área. Con 0-1 a favor al descanso, no te esperas una remontada así. Tuvimos miedo según iban cayendo los goles, pero intentamos transmitir tranquilidad al equipo y la necesidad de marcar un tanto más”.

Pese al sufrimiento, este elenco de jugadores y todo el cuerpo técnico han merecido el ascenso. Un play off perfecto en el que sólo se ha perdido un encuentro para llevar de nuevo al Mirandés a la división de Plata. “El sino del Mirandés es el sufrimiento. A estas alturas de temporada, las cosas van más por sensaciones y estados de ánimo. Nos tocó ponernos el mono de trabajo. Estamos en una nube con el ascenso a Segunda División. Ha sido un camino muy difícil. Ahora tenemos que disfrutar de lo conseguido. El día de hoy queda marcado para toda mi vida”, apunta Jiménez.

‘Manix’ Mandiola, técnico del Atlético Baleares

Por su parte, el míster local destacó el esfuerzo de su equipo que en todo momento creyó en que la remontada era posible: “El partido iba a ser emocionante para el espectador por un motivo o por otro. No le pongo ningún pero a mi equipo pese al error puntual del 0-1. Hemos abrazado el ascenso. Acabamos bien la temporada y ganando. El palo será duro mañana, cuando bajemos a la tierra. Hemos tenido contra las cuerdas a un equipo que no va a descender de Segunda División”.

El Atlético Baleares dispuso de dos ocasiones claras para anotar el cuarto gol que le hubiese dado el ascenso. En ambas el portero rojillo Limones se erigió como el gran protagonista: “Por lo menos dimos guerra hasta el final. Fuimos un paso adelante y ellos un paso atrás. Tuvimos ocasiones para marcar el 4-1. Si la falta indirecta del final hubiese entrado, el rendimiento habría sido perfecto. No es momento de dar puntuaciones porque venimos de una decepción grande. Tengo una temporada más de contrato. Me gustaría seguir. Estoy muy bien aquí”.