“Soy de Hernani, pero me siento mirandilla”

447
10/09/19 MIRANDES ENTREVISTA REPORTAJE GORKA KIJERA

Gorka Kijera recaló en el Mirandés hace seis temporadas tras su paso por el Eibar. Desde entonces el lateral guipuzcoano se ha convertido en un auténtico emblema rojillo, muy querido por toda su afición. Como capitán quiere inculcar la filosofía del club en los jóvenes jugadores que se han incorporado al equipo.

El equipo se ha quitado un peso de encima con el triunfo ante el Oviedo: “Se lo merecía más que nada por los dos primeros partidos. Soria fue la excepción donde no demostramos nuestro verdadero nivel. La primera victoria da una motivación especial y más después de ir perdiendo. Todos coincidimos en que nos vendrá bien para tirar hacia delante”.

Iraola buscaba una reacción tras la derrota de Soria y llegó con remontada incluida: “Se nos puso difícil, pero tuvimos la capacidad de dar la vuelta al marcador. Al principio no estuvimos bien porque nos ganaban las acciones del centro del campo. Después supimos proponer nuestro juego. También tuvimos la suerte de que se quedaron con diez y marcar al final”.

¡Qué ganas tenía Gorka Kijera de regresar a Segunda!: “Siempre he dicho que tenía la espina clavada de haber descendido con el Mirandés. La vuelta a la categoría fue una alegría enorme cuando lo conseguimos en Baleares. Que en Anduva se puede ver otra vez fútbol profesional es una gozada. Jugar aquí en Segunda es una satisfacción enorme”.

Viendo la edad media de la plantilla (25,7) es casi el ‘abuelo’ del vestuario: “Soy el mayor con Limones sin ninguna duda, pero no lo veo como algo negativo. En muchos aspectos vales como ayuda para la gente joven que no tiene experiencia en esta categoría. Puedes contar tus historias y vivencias, que te escuchen, y eso a mi me alegra. Yo he sido joven también y cualquier cosa que me enseñaba un veterano, me ayudaba”.

Está en una segunda juventud. Ha empezado la temporada como suplente, pero se está ganando a pulso la titularidad como se vio en el gol del empate: “Yo creo que Sangalli no esperaba que tirase hacia arriba. Pensó que frenaría en algún momento. Salió bien y tuvimos la suerte de que existiera esa acción para empezar la remontada. Físicamente me estoy encontrando cómodo, pero esto es muy largo. Hay que mantener la forma durante mucho tiempo”.

¿Qué significa el Mirandés para Kijera?: “Yo siempre he dicho que soy de Hernani, pero me siento mirandilla. Voy al monte con la perra y conozco todos los caminos, he disfrutado de las fiestas de San Juan del Monte, me gusta el mercado de ganado en el casco antiguo… Cosas que hace la gente de Miranda, las hago como uno más. Estoy cómodo y ahora encima me compraré una casa”.

Hay capitanes que siempre se recordarán en el club rojillo como Rodri Mateos o Pablo Infante, entre otros. Y creo que se ha convertido en uno de ellos: “Mi primer capitán fue César Caneda. Fue un gran ejemplo. Junto a Corral me enseñó lo que era el Mirandés, cómo era la afición y el club. Todo eso ahora se lo transmito a los nuevos. Barakaldo es más grande que Miranda, pero la mayoría de la gente te dirá que es del Athletic y luego que gane el Baraka, y aquí lo primero es el Mirandés. Se siente de una manera especial”.

La Segunda División española quizá sea la más competitiva de toda Europa. ¿Tan importante es el aspecto psicológico en una temporada tan exigente?: “La cabeza te ayuda a que físicamente estés mejor, al igual que con balón. Ni el día de Soria éramos los peores, ni el día del Oviedo los mejores del mundo. Seguimos siendo los mismos con una idea clara. Esta categoría es una maratón. Habrá épocas en las que ganemos tres partidos seguidos y otras en las que perdamos cuatro. No hay que volverse loco. Debemos hacernos fuertes sobre todo en Anduva y sacar los resultados”.

Fuente: Miranda es Deporte