“Nos señalan ‘gili-penaltis’ que al revés no pitan”

405
Andoni Iraola, entrenador del Mirandés

Decepcionado por el resultado, aunque no por el juego desplegado. Así se mostró el entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, en la rueda de prensa posterior al encuentro. El conjunto rojillo fue superior a su rival, pero no pudo plasmarlo en el resultado final que pudo ser peor. Matheus rescató un punto en el añadido. “No podemos estar contentos con el punto a pesar de conseguirlo al final porque hicimos méritos para ganar. Ellos tenían defensa de cinco, pero conseguimos insistir con centros. Nos costó definir y ellos se encontraron con un penalti”.

El técnico guipuzcoano valoró la decisión del VAR. El equipo mirandesista se vio por detrás en el marcador cuando Pulido Santana señaló pena máxima de Merquelanz que apenas se aprecia: “Nos señalan ‘gili-penaltis’ que a nosotros no nos pitan como el agarrón a Marcos André. Si se pita, que se pite todo. Estoy satisfecho con la actitud del equipo, aunque este punto no nos saca de pobres”.

Se escapan los puntos, aunque las sensaciones que transmite el equipo están siendo buenas en las últimas jornadas. “Curiosamente cuando jugamos con dos delanteros llegamos peor. La idea es buena, pero debemos seguir insistiendo. Me preocupa que la victoria no llegue porque aunque jugamos bien, de eso se acordarán muy pocos. Para sumar de 3 en 3 hay que hacer las cosas bien. Los pequeños detalles marcan la diferencia en el fútbol”, añade Iraola.

Jiménez da por bueno el punto (Foto: Diario AS)

Eloy Jiménez, entrenador del Lugo

Por su parte, el técnico visitante se contenta con el punto, aunque su equipo tuvo muy cerca la victoria. “Era lo esperado. Un partido muy disputado. Estuvieron mejor en el primer tiempo. Perdimos el balón muy rápido y nos costó mucho. Después tuvimos más pausa y al final tuvimos la suerte del penalti. Ellos apretaron y también tuvieron su recompensa en un gol evitable en su centro”, señala.

Jiménez reconoció que su equipo no fue contundente en la acción que dio origen al empate del Mirandés: “Lo teníamos trabajado para que ellos no sacaron centros laterales. Esta Segunda División es complicada y hasta el final puede pasar cualquier cosa. En el descanso hablamos y corregimos la situación. El equipo estuvo bastante mejor en la segunda parte”.

Sobre el césped de Anduva, el Lugo apostó por un sistema con cinco futbolistas a la hora de defender y tres con posesión: “Es un sistema que nosotros utilizamos. Tenemos centrales de muy alto nivel y es una variante que también podemos utilizar en casa. Nos viene bien para coger confianza a través de la solidez defensiva”.

Fuente: Miranda es Deporte