Carlos Julio e Iroko se marchan con sus selecciones

128
Iroko jugará con la selección de Togo (Foto: LaLiga SmartBank)

Los contratiempos aumentan para el entrenador Andoni Iraola. No solo por los problemas clasificatorios del Mirandés que sigue ocupando puestos de descenso en la tabla, sino también por las ausencias con las que contará el técnico guipuzcoano para afrontar la próxima cita ante el Fuenlabrada. A las bajas seguras por lesión de Mario Barco y Cristian González, se suman también las de los defensas Carlos Julio e Iroko, convocados por sus respectivas selecciones.

El lateral se concentrará con el combinado de la República Dominicana hasta el miércoles de la próxima semana. Disputará dos encuentros de la Liga de Naciones de la Concacaf ante Santa Lucía, que tendrá lugar este sábado, y Monserrat, el martes 15. Por su parte, el central jugará con Togo los compromisos frente a Cabo Verde y Benín.

González también se perderá el duelo ante el Fuenlabrada

Tampoco podrá saltar al césped de Anduva el defensa uruguayo Cristian González, que tuvo que retirarse lesionado nada más comenzar la segunda mitad del encuentro en El Toralín. Por el momento se desconoce el diagnóstico definitivo, pero todo apunta a que el jugador rojillo sufre una rotura de fibras que le hará perderse varios partidos del campeonato.

Cambios obligados en defensa

Por lo tanto, Iraola se verá obligado a modificar su once inicial en la parcela defensiva. Una zona del terreno de juego que sigue generando dudas y en la que más modificaciones se están produciendo en este inicio liguero. El venezolano González será titular en el lateral derecho, mientras que la pareja de centrales, artífices del pasado ascenso, Sergio González y Odei serán de la partida por primera vez esta temporada.

Tras la disputa de diez encuentros, varios aspectos preocupan en el seno rojillo. Por un lado la poca contundencia en labores defensivas que se ve reflejada en el número de goles encajados (18), y por otro la carencia de remate. El conjunto mirandesista llega con criterio a las inmediaciones del área rival, pero sin concretar las posibles ocasiones de peligro.