“Fue más demérito que mérito del contrario sin menospreciar al rival”

106
Cerrajería fue titular ante el Elche (Foto: Paula González - CD Mirandés)

Fue la principal novedad en el once inicial del Mirandés en el compromiso contra el Elche. El centrocampista Galder Cerrajería disputó su segundo encuentro liguero como titular. Un cambio de planes que sorprendió de inicio ya que el técnico rojillo dejó en el banco al francés Malsa, que se había asentado en el centro del campo rojillo.

El jugador vasco trató de aprovechar sus minutos sobre el césped, aunque sin fortuna al igual que el equipo que se vio lastrado por la señalización de tres penas máximas. “Nos fuimos con una sensación agridulce porque el resultado fue demasiado abultado por lo visto en el partido. Creo que fue más demérito de nosotros que mérito de ellos sin menospreciar al rival. Hubo muchos errores que nos costaron goles. El equipo no estuvo tan mal como para ser derrotado de esa manera”, destaca Cerrajería.

Pese al doloroso resultado, el cuadro mirandesista siempre mantuvo intacta la fe por remontar el choque en el Martínez Valero. Durante varios minutos dio esa sensación sobre el césped, aunque el tercer tanto terminó desequilibrando la balanza: “Algo que me gustó del equipo es que no le perdió la cara al partido ni con el 4-1. Seguimos insistiendo y marcamos el segundo. Vamos muy arriba a la presión. Somos agresivos e intensos. Vamos con gente al ataque y quizá nos puedan pillar, pero son nuestras señas de identidad. Un bloque joven y con piernas. Nos exponemos a este tipo de situaciones de manos a mano. Unas veces saldrá bien y otras mal, pero creo que nos irá bien si vamos todos a una”.

Los pupilos de Iraola quieren pasar página cuanto antes y centrarse en los dos próximos duelos que jugarán en Anduva. El primero ante el Extremadura. “No hay que poner excusas porque los tres penaltis al final fueron, pero el equipo estuvo serio. Nos penalizaron mucho esas tres acciones y ahora debemos pensar en el partido del sábado”, mantiene.

Fuente: CD Mirandés